Barcelona, 31 may (EFE).- Tomar dos vasos de bebida de soja al día mejora la calidad de vida de las mujeres en la menopausia y premenopausia, según un estudio que se ha presentado hoy en el Congreso Internacional de Enfermería, que se está celebrando en Barcelona con la participación de más de 10.000 profesionales.

Según el estudio, la bebida de soja disminuye la sintomatología climatérica, la sintomatología de la esfera urogenital y mejora la calidad de vida de las mujeres en la menopausia y la premenopausia.

"No tenemos que restringir la bebida de soja rica en isoflavonas a la postmenopausia, sino que puede tomarse en todas las edades, incluso los hombres", ha afirmado el jefe de la unidad de Endocrinología Ginecológica del Hospital Clínic, Camil Castelló.

Durante la etapa peri y postmenopáusica, las mujeres sufren sintomatología climatérica como sofocos, pérdida de memoria, problemas de peso, problemas a nivel emocional y, según el especialista, hay que intervenir en este tipo de problemática.

El congreso ha puesto de relieve que las enfermeras, y más concretamente las matronas, tienen un papel clave en este ámbito, aunque las mujeres no suelen consultar con los profesionales sanitarios durante esta etapa de su vida.

La vicepresidenta de la Asociación de Matronas de Madrid, Lucía Martínez, ha resaltado "que la mayoría de mujeres no consultan porque consideran que forma parte del proceso natural de envejecimiento, porque la gestión de las citas no invita a tener una conversación íntima con el profesional y además creen que hay pocas especialistas en salud sexual y que además sean mayores".

Los responsables del congreso han recordado que las matronas son las encargadas de abordar la salud sexual y reproductiva de la mujer durante todas las etapas del ciclo vital.

"Hay dos síntomas que son fundamentales en la menopausia, que son los trastornos vasomotores y los relacionados con el síndrome genitourinario de la menopausia. La primera línea de actuación es incidir sobre el estilo de vida de las mujeres, que tengan una buena dieta, que hagan ejercicio, que tengan una vida sexual activa, e intentar evitar el estrés", ha explicado la matrona.

Carmen Martín Salinas, vicepresidenta de la Asociación de Enfermeras en Nutrición y Dietética (Adenyd), ha destacado que el cambio dietético va orientado también a controlar el exceso de calorías.

"Si durante la premenopausia y la menopausia se empieza a ganar peso, la dieta mediterránea es la mejor. Pero en cuanto se da cuenta hay que incorporar una dieta en la que se tomen más frutas, verduras, vegetales y menos carne", ha concluido Martín. EFE