Charo Gasca

Nueva Delhi, 28 may (EFE).- El primer ministro indio, Narendra Modi, visita la próxima semana Madrid para potenciar la relación política, abrir oportunidades que amortigüen el impacto del brexit en las firmas indias en el Reino Unido y fomentar la cooperación económica con España y desde ahí con Latinoamérica.

Fuentes diplomáticas y empresariales de ambos países destacan el gran potencial de esta visita de 24 horas, la primera de un primer ministro indio en 30 años y que el año pasado, cuando se celebraron los 60 años de lazos diplomáticos, no pudo producirse por la situación política española.

Modi, que será recibido por el rey Felipe VI, se reunirá el 31 de mayo con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, con quien hará una declaración conjunta y firmará varios acuerdos.

El primer ministro indio, que llegará el día 30 proveniente de Alemania y de camino a San Petersburgo, encabezará una reunión con algunos de los principales directivos empresariales de ambos países.

La relación bilateral es estrecha pero es el "momento de fortalecerla" y de "trabajar juntos en el ámbito multilateral", como la lucha contra el terrorismo, ciberseguridad y seguridad marítima, afirma el responsable de asuntos europeos del Ministerio de Exteriores indio, Randir Kumar Jaiswal.

Es el "momento apropiado" en India, agrega a un grupo de periodistas españoles, para que las empresas de España se instalen en un país que crece a un ritmo del 7 %, está en proceso de una gran transformación y tiene una oportunidad de mercado de 3,2 billones de dólares para 2025.

En la India, 30 personas se mudan de las zonas rurales a las ciudades cada minuto, un flujo que requiere de unas infraestructuras cifradas en un billón de dólares entre 2014 y 2025, según Invest India.

Hay además posibilidad de inversión en energías renovables, ya que India quiere cambiar su modelo para depender más de las energías limpias y conseguir una producción de 175 GW en 2022, y en soluciones tecnológicas para el plan de 15.000 millones de dólares para convertir 107 ciudades en lugares conectados en 2022.

"Hay una clara coincidencia" entre ambos países, opina Kumar, que ve oportunidades de negocio para las empresas españolas de energía renovable, soluciones tecnológicas, defensa, desalinizadoras, gestión de agua y constructoras, entre otras.

Gobierno y empresarios indios opinan que la relación comercial está "por debajo de sus posibilidades" y que las reformas emprendidas por Modi abren grandes oportunidades para un mercado que tendrá 1.500 millones de personas en 2030 y una población con una media de edad de 29 años en 2025.

El comercio bilateral en 2016 alcanzó los 5.220 millones de dólares, de los que 3.830 millones fueron exportaciones indias y 1.390 millones ventas españolas en India, lo que situó a España como el séptimo socio comercial de la Unión Europea (UE).

España es el duodécimo inversor extranjero en India con 2.320 millones de dólares, principalmente en infraestructuras (Isolux,

Corsan, Grupo San Jose), energías renovables (Gamesa, Acciona), componentes de automóviles, desalinización de agua (Abengoa).

Hay unas 200 empresas españolas con presencia en India, mientras que hay unas 40 firmas indias en España, especialmente del campo de las tecnologías, energía, automóviles y farmacéuticas.

"Mucho puede ocurrir entre España y la India" no solo en el campo económico sino también cultural, afirma Kumar, al referirse a los más de 4.000 indios que aprenden español en el Instituto Cervantes de Delhi y al creciente número de indios que hacen turismo en España.

Este interés se ha visto favorecido por el vuelo directo Delhi-Madrid que opera Air India desde finales de 2016 y el éxito de la película india "Sólo se vive una vez", que narra un viaje de tres amigos por España que triunfó en los Óscar de Bollywood.

La India observa también España como un posible destino de las empresas indias instaladas en el Reino Unido que tendrán que buscar negocio en otros países de la Unión Europea cuando se produzca el brexit.

"El brexit abre grandes oportunidades para una mayor cooperación entre España y la India, y en Latinoamérica", afirma Rohit Sharma, director para Europa y Turquía de la Federación India de Cámaras de Comercio e Industria (FICCI), que al igual que el gobierno está interesado en la presencia española en América Latina.

La UE es el principal socio comercial de la India con cerca de 90.000 millones de dólares, según datos del Gobierno indio, y la inversión india en los países comunitarios supera los 50.000 millones de dólares desde 2000, siendo el Reino Unido el principal receptor.EFE