Madrid, 12 may (EFE).- La Asociación "Avanza sin miedo", que ha nacido para defender a los menores víctimas de la violencia de género y afectados por el Síndrome de Alienación Parental, se ha presentado hoy en una tienda de campaña en la Puerta del Sol para dar visibilidad y ofrecer ayuda a este colectivo.

El acto ha tenido lugar junto a las carpas desplegadas por la Asociación Ve-la luz, que desde el pasado 6 de mayo promueve un ayuno solidario para reclamar al Gobierno ayudas directas para las víctimas de violencia machista en los Presupuestos Generales del Estado de este año.

La presidenta de "Avanza sin miedo", la joven Patricia Fernández Montero, hija de una mujer que sufrió maltrato, ha explicado que la organización buscará dar visibilidad y representar a estos menores en las instituciones, además de ofrecerles el apoyo psicológico y jurídico que el Estado no les está brindando.

"Parece que los jueces y fiscales no se dan cuenta de que están jugando con un tema delicado como es la vida y el desarrollo de un niño", ha dicho Fernández Montero, antes de subrayar que entre las víctimas de la violencia de género no solo están las mujeres, sino también los menores.

Fernández Montero ha lamentado que las madres y los menores víctimas de violencia de género se vean obligados a acudir "desesperados" a pedir ayuda a la asociación, "cuando debería haber un entramado institucional para ofrecerles respaldo".

Ha puesto como ejemplo de la falta de protección de los menores el supuesto homicidio de un niño coruñés de 11 años a manos de su padre durante un régimen de visitas.

Ante esta situación, ha destacado la necesidad de subsanar los "fallos" del sistema para que ningún niño muera a manos de un maltratador.

Sobre las pensiones de orfandad para los menores víctimas de violencia machista, ha rechazado las "calcomanías" para impulsar modificaciones en las leyes, que no se traduzcan en "avances reales" en la práctica. EFE