Río de Janeiro, 10 may (EFE).- El actor brasileño Nelson Xavier, que comenzó su carrera en las pantallas con el Cinema Novo y recibió un premio Oso de Plata del Festival de Berlín en 1978 por su interpretación en "A Queda", murió en la noche del martes a los 75 años de edad, informaron hoy sus familiares.

"Lamento informar a quien pueda interesarle que mi padre, Nelson Xavier, murió anoche en (la ciudad de) Uberlandia. Él se convirtió en un planeta. Estrella ya lo era. Hizo todo lo que quiso, de la forma que quiso y de su mejor manera posible, siempre", anunció su hija, Tereza Villela Xavier, en un mensaje en las redes sociales.

Las causas de la muerte no fueron reveladas aunque en 2014, al recibir uno de sus premios en el Festival de Gramado (Brasil), el actor dijo que estaba curado de un cáncer en la próstata que le había sido diagnosticado diez años antes.

Nelson Agostini Xavier, nacido el 30 de agosto de 1941 en Sao Paulo y cuyo cuerpo será incinerado el jueves en Río de Janeiro, deja un extenso legado en cinco décadas de carrera como actor de cine, televisión y teatro.

El actor inició su carrera con el Cinema Novo, el movimiento cinematográfico más conocido e importante de Brasil y que en las décadas de 1960 y 1970 se dedicó a la producción de películas de bajo costo más reflexivas que combatiesen la alienación cultural del arte en Brasil.

En 1967 tuvo un papel en "O ABC do Amor", una película compuesta por tres episodios filmados por el brasileño Eduardo Coutinho, el argentino Rodolfo Kuhn y el chileno Helvio Soto.

Sus primeros trabajos ya como actor conocido los hizo bajo la dirección del también premiado director Ruy Guerra, con quien actuó en "Los dioses y los muertos" (1970) y con quien codirigió "A Queda" (1978), por la que ganaron el Oso de Plata de la Berlinale a la mejor dirección.

Xavier tuvo papeles en algunas de las películas brasileñas más conocidas internacionalmente como "Doña Flor y sus dos maridos" (1975), de Bruno Barreto; y "Narradores de Javé" (2003), de Eliane Caffé.

El actor consideraba que su mejor trabajo lo desempeñó al interpretar el famoso médium brasileño Chico Xavier en la película biográfica del mismo nombre (2010).

En 1998 obtuvo el premio al mejor actor en el Festival de Gramado por su interpretación en "O Testamento do Senhor Nepomuceno" y en 2014 regresó a Gramado para recoger el mismo premio por la película "A despedida", en la que interpreta un anciano desahuciado que quiere pasar la última noche de amor con su amante varios años menor.

Como actor de televisión son recordados sus papeles en culebrones brasileños como "Babilonia" (2015), su último trabajo para la pantalla chica, "Gabriela", "Pedra Sobre Pedra", "Renascer", "A Favorita" y "Senhora do Destino".

Y en el teatro se destacó por actuar bajo las órdenes de los más importantes directores del llamado Teatro de Arena, un importante movimiento contestatario de la dramaturgia brasileña en la década de 1960.

El actor aún podrá ser visto en la película "Comeback", dirigida por Erico Rassi y cuyo lanzamiento comercial en los cines brasileños está previsto para el 25 de mayo. EFE