Barcelona, 25 abr (EFE).- La CUP ha presentado una enmienda a la totalidad con texto alternativo a una proposición de ley de Catalunya Sí Que Es Pot (CSQEP) sobre el Consejo de Garantías Estatutarias, para que, en vez de aumentar sus funciones, deje de emitir dictámenes hasta que no se haya celebrado el referéndum.

En la enmienda a la totalidad de la CUP, dada a conocer esta tarde, se modifica la ley que regula el funcionamiento del Consejo de Garantías Estatutarias y, en vez de aumentar las funciones de este órgano jurídico consultivo, como se pretende en la proposición de ley de los comunes, se reduce sus funciones a cero.

La CUP indica textualmente que "mientras que la ciudadanía no haya aprobado en referéndum un nuevo 'status' político para Cataluña, el Consejo de Garantías Estatutarias no emitirá dictámenes, puesto que no dispone de norma legitimada popularmente en relación con la cual desarrollar tareas de control".

Según ha explicado en una rueda de prensa el diputado de la CUP Benet Salellas, el Consejo de Garantías "es un órgano de naturaleza autonómica" que tiene como función básica examinar si las leyes del Parlament se ajustan al Estatuto de Autonomía.

"Sin embargo, -ha subrayado- el Estatuto de Autonomía que está vigente ahora mismo en Cataluña no ha sido votado por la ciudadanía, puesto que el Tribunal Constitucional lo alteró sustancialmente" con posterioridad al referendo que tuvo lugar.

En consecuencia, ha señalado Salellas, el Consejo de Garantías "actúa partiendo de una contradicción" ya que el Estatut que utiliza como referente al emitir sus dictámenes "carece de legitimidad al no haber sido votado" por los catalanes.

La CUP argumenta, además, en su enmienda a la totalidad que en una "dinámica constituyente de la nueva república catalana que se impulsa con el apoyo del Parlament, tiene que haber un proceso destituyente" de las instituciones autonómicas "que han sido hasta ahora una cadena" que impedía la independencia.

Sobre esta cuestión, Salellas ha criticado a CSQEP "por querer reforzar el papel de las instituciones que forman parte del 'status quo' actual". EFE