Madrid, 20 abr (EFECOM).- El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, ha dicho hoy que el organismo se ha planteado poner en marcha un banco de pruebas para que empresas del sector tecnofinanciero, lo que se conoce como "fintech", puedan desarrollar actividades en un entorno controlado.

Durante su intervención en el XXIV Encuentro del Sector Financiero, organizado por Deloitte, ABC y la Sociedad de Tasación, Albella se ha mostrado partidario de que España ponga en marcha, como ya ocurre en Reino Unido o Australia, un "sand-box" o banco de pruebas regulatorio, como se conoce en inglés este tipo de iniciativas.

Esto permite que empresas del sector "fintech" puedan desarrollar proyectos en su fase preliminar, "dentro de un entorno controlado y con límites", pero esencialmente al margen de la regulación).

La CNMV, ha señalado Albella, está abierta a las iniciativas y sugerencias que se les planteen en relación con las empresas del sector tecnofinanciero, "aunque nos las trasladen en persona y no por vía digital", con la intención de que se pueda disponer "de un marco regulatorio y de supervisión que contribuya a fomentar la innovación en el sector".

Este sistema permitiría a las empresas actuar de modo virtual en un entorno controlado y regulado, y una vez comprobado que el proyecto es viable, las compañías deberían dirigirse al marco regulatorio convencional, sin distinción entre empresas de reciente creación y otras ya consolidadas. EFECOM

eyp/mgm