Barcelona, 10 abr (EFECOM).- El ministro de Economía, Luis De Guindos, ha asegurado hoy que, por la información que recibe del Banco de España, el Banco Popular es un banco "solvente", pero "tiene que tomar decisiones importantes en los próximos meses".

En declaraciones a los periodistas antes de pronunciar una conferencia en el Círculo Financiero de La Caixa, el ministro ha asegurado que la situación "muy específica" del Popular "no empaña" la situación del sistema financiero español, del que ha dicho que, "en términos generales, está absolutamente saneado".

De esta forma, el ministro se ha referido a la junta de accionistas del Banco Popular, un banco que está "abocado" a hacer una nueva ampliación de capital para continuar su camino, aunque no es esta la única opción de futuro, ya que también está la posibilidad de una fusión, ha admitido hoy su presidente, Emilio Saracho.

Preguntado por la situación que atraviesa el Popular, ha asegurado que el Gobierno no entra a valorar las situaciones específicas de entidades financieras, y ha evitado hacer recomendaciones a dicho banco.

"Si ellos consideran que tienen que ampliar capital, ya lo hicieron en el pasado, y si tienen que formar parte de proceso consolidación es algo que deben decidir los accionistas del Popular", ha asegurado el ministro.

A la pregunta de si ha acabado la reestructuración del sector bancario en España, ha destacado que el sector ha reducido un tercio su capacidad desde el inicio de la crisis y que ha tomado "decisiones importantes".

En cuanto a si el sector bancario español podría entrar en una nueva fase de concentración, ha apuntado que "podría ser razonable", pero ha querido dejar claro que "el Gobierno ni entra ni sale" en este tipo de decisiones. EFECOM