San Sebastián, 31 mar (EFECOM).- Los muebles de bajo coste de la firma guipuzcoana Lufe, conocida popularmente como el "Ikea vasco", se han convertido en un fenómeno viral que ha llevado a la empresa a sumar más trabajadores a su plantilla tanto en el departamento de fabricación como en los de recepción de pedidos y atención al cliente.

Esta compañía radicada en Azpeitia (Gipuzkoa), que hace solo tres años se encontraba en la ruina, se ha reinventado con la venta de unos muebles que únicamente se pueden adquirir por internet y que se caracterizan por su sencillez, su precio económico, su fácil montaje y su fabricación en madera maciza de pino.

Una cama individual que ronda los 30 euros y que puede montarse en cinco minutos se ha convertido en el producto estrella de la compañía después de un artículo publicado recientemente en un periódico de tirada nacional.

La firma ha asegurado hoy en un comunicado que sólo en unos días ha pasado de tener una media de 2.000 visitantes diarios a más de 200.000 en su página web www.muebleslufe.com.

De esta manera, el número de pedidos se ha multiplicado por ocho al pasar de 20 a 160 cada día.

Esto ha llevado a la compañía, integrada por nueve trabajadores, a tener que reforzar su plantilla que prevé incrementar en un 50 % a partir de la próxima semana.

Las redes sociales también se han hecho eco de la existencia de este "Ikea vasco", que ha triplicado sus seguidores en Facebook e Instagram, así como los suscriptores a su boletín electrónico.

Muebles Lufe destaca asimismo por su compromiso con el medio ambiente ya que, según asegura, "todos sus muebles están fabricados con madera maciza de pino con certificación ecológica, obtenida en bosques sostenibles autóctonos". EFECOM