Madrid, 9 mar (EFE).- Diputados del PSOE, Podemos y Ciudadanos, han mostrado hoy su apoyo frente al Congreso a Alicia Sánchez, la guardia civil expedientada por la Dirección General de este cuerpo por usar en un control de tráfico en agosto del pasado año su propio chaleco antibalas y no el oficial, diseñado para los hombres.

Acompañada por el secretario general de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), Alberto Moya, Sánchez ha relatado a Efe que los chalecos oficiales no sirven para garantizar la seguridad de las agentes que, como ella, finalmente deciden desembolsar hasta 500 euros de su bolsillo para tener uno propio.

En una de las actuaciones en un control de carretera en Salamanca decidió bajo su responsabilidad y en contra de las órdenes del capitán ponerse su chaleco como el resto de sus compañeros, lo que motivó que fuera juzgada por insubordinación por un Juzgado Togado Militar que archivó la causa.

Una vez archivada, ha reprochado la agente que se encuentra de baja desde hace meses, la Dirección General de la Guardia Civil le ha aplicado el régimen disciplinario con la apertura de un expediente que está pendiente de resolverse, aunque teme que si es sancionada con una falta grave, le supondrá su "destierro", es decir, la pérdida de destino profesional.

"No te dejan usar tu chaleco pero tampoco te dan uno adecuado", reprocha Sánchez que reitera que para una agente vestir un chaleco oficial es como ser "una tortuga con caparazón" porque este elemento de protección diseñado para la anatomía masculina cubre en el cuerpo de una mujer grilletes y hasta el arma reglamentaria.

Su caso, dice a Efe también Alberto Moya, es la muestra de la "gestión obsoleta" de la Guardia Civil, con la aplicación de un "injusto" y "desproporcionado" Código Penal Militar, con unas política de igualdad y de riesgos laborales "inexistentes".

"La democracia tiene que llegar de una vez por todas a la Guardia Civil", ha urgido Moya ante los diputados que hoy han mostrado su solidaridad con Alicia Sánchez, como Juan Antonio Delgado de Podemos (exguardia civil) que ha calificado de "auténtico despropósito" el castigo "ejemplarizante" que pretenden imponer a esta funcionaria.

"Apoyamos sin fisuras su causa, el derecho de sindicación para la Guardia Civil y la no aplicación del Código Penal Militar", ha reiterado el parlamentario de Podemos, mientras que la portavoz socialista de Igualdad, Ángeles Álvarez, acompañada por la portavoz adjunta de Interior, Susana Sumelzo, ha señalado que el castigo es "absolutamente excesivo".

En este sentido, se ha comprometido a defender a la agente expedientada con el argumento de que empleó su chaleco en defensa de su seguridad personal como así han considerado los tribunales.

Desde Ciudadanos, el diputado Miguel Gutiérrez ha mostrado también el respaldado de su formación a esta guardia civil y ha exigido que el Código Penal Militar "solo se aplique a los agentes del instituto armado cuando cometan algún tipo de infracción en el ámbito de las misiones de guerra". EFE