Madrid, 2 feb (EFE).- El vicepresidente de Sociedad Civil Catalana (SCC), José Domingo, ha criticado hoy que la Generalitat se haya adelantado "sin un mandato democrático" a crear "estructuras de Estado" que controlan "la vida y los datos" de los catalanes.

Lo ha afirmado en el ciclo de conferencias "Cataluña en la encrucijada", organizado por el Ateneo de Madrid y que está previsto que clausure el expresidente de Cataluña Artur Mas el 24 de febrero, en el que ha advertido de que la Generalitat no puede actuar contra el Estado.

Domingo ha dicho que la Generalitat "altera el ordenamiento jurídico" al poner en marcha iniciativas de esta índole y ha opinado que el referéndum no se llevará a cabo porque "perjudica la convivencia" en Cataluña y contraría el ordenamiento legal.

Ha ilustrado como ejemplo el hecho de que una nación fuera a decidir sobre un tema controvertido y prohibido como "la pena de muerte" y antes de consultarlo las instituciones gubernamentales se apresuren a "comprar el verdugo y la guillotina por si acaso".

La presidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) en Madrid, Belén Murillo, ha respondido que no entiende que un referendo "pueda ser perjudicial", ha criticado que Domingo compare dicha iniciativa con "la pena de muerte" y ha considerado que Cataluña tiene derecho a "constituirse como sujeto político".

Ha argumentado que "el mandato que tuvieron los políticos" en las urnas fue "fabricar el camino hacia la independencia" y ha enfatizado que ello debe ser "refrendado por los ciudadanos".

Murillo ha comparado el reto soberanista con el "divorcio", ya que, ha manifestado, una de las partes "no tiene que pedir permiso a la otra" para separarse y ha lamentado que entidades como SCC propugnen que el debate sobe el futuro de Cataluña "pueda perjudicar la convivencia". EFE