Roma, 28 ene (EFE).- Partidos de la derecha italiana pidieron hoy en Roma que se celebren elecciones generales cuanto antes, tras la decisión del Tribunal Constitucional sobre la ley electoral del ex primer ministro Matteo Renzi.

"No hay más excusas, tenemos una decisión del Tribunal Constitucional, tenemos una ley electoral, ahora decimos, queremos ir a votar", dijo hoy Giorgia Meloni, líder del el ultraconservador "Fratelli d'Italia".

Meloni pronunció estas palabras en un discurso que ofreció a miles de votantes de ideología conservadora que hoy se concentraron en la capital.

La manifestación había sido convocada por el partido de Meloni, pero a la iniciativa también se sumaron los grupos Forza Italia, de Silvio Berlusconi, y la separatista y xenófoba Liga Norte, cuyo líder es Matteo Salvini.

Salvini pronunció también un discurso ante los miles de congregados con el que elogió las primeras medidas adoptadas por administración de Donald Trump en Estados Unidos y aseguró que si gana imitará su modelo: "primero los italianos".

Pancartas como "Nosotros somos la Italia soberana" o "Ni burócratas ni populistas" fueron las utilizadas hoy por miles de italianos que pidieron poder ir a las urnas cuanto antes, después de que el Tribunal Constitucional se haya pronunciado esta semana sobre la ley electoral impulsada por Renzi.

El pasado 25 de enero, el Tribunal Constitucional de Italia modificó varios aspectos de esta ley, conocida como "Italicum" y en vigor desde julio de 2016, como los comicios a doble vuelta -modalidad que ha quedado suprimida-, aunque mantuvo el denominado "premio de mayoría" para la lista más votada.

El "Italicum" fue concebido para ser aplicado únicamente en la elección de la Cámara de los Diputados, pues el Senado debía ser excluido del proceso legislativo con otra reforma de la Constitución, que sin embargo quedó anulada al ser rechazada en el referéndum del pasado 4 de diciembre, que derivó en la dimisión de Renzi.

De este modo Italia cuenta actualmente con dos leyes electorales para conformar las dos sedes que conforman su parlamento: el "Italicum" para la Cámara de los Diputados y para el Senado el "Consultellum", fruto de otra modificación constitucional en 2014.

Dos sistemas electorales, por tanto, que darían como resultado dos mayorías diferentes en ambas cámaras, un problema a la hora de gobernar pues en el sistema italiano ambas sedes tienen prácticamente el mismo valor y de ellas depende por igual la continuidad de los Ejecutivos.

Por ello, en los últimos días partidos como el populista Movimiento Cinco Estrellas, o los citados "Fratelli d'Italia" y Liga Norte han pedido elecciones inmediatas, mientras que desde el Gobierno se ha planteado la necesidad de que el Parlamento homogeneice primero ambos sistemas de votación. EFE

lsc/emm