Estrasburgo (Francia), 24 ene (EFE).- El comisario europeo de Política de Vecindad y Ampliación, Johannes Hahn, advirtió hoy a los países candidatos a la adhesión a la UE que "el Estado de derecho no es negociable, hay que mantenerlo y vivirlo" y "no admite descuentos".

Hahn citó en su discurso ante la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa a países candidatos como Turquía, Serbia, Albania o Macedonia, y los acuerdos previstos para eliminar los visados con Ucrania y Georgia, pero su advertencia no fue dirigida a ninguno en concreto.

Aseguró que si un país se excluye de las negociaciones de adhesión no se le obligará a reconsiderar su posición, al tiempo que pidió "pasión y paciencia" a aquellos con perspectivas de unirse al bloque comunitario.

El representante austríaco en la Comisión Europea incidió en la "vulnerabilidad" de algunos Estados vecinos de los Veintiocho, como Egipto, donde "cada día 7.000 personas emigran al extranjero", y añadió que si no se les ayuda "aumentará la presión migratoria".

Hahn apoyó la política común de asilo, pendiente de discusión en el Consejo de la UE, y lamentó que la UE "está lejos" de una común en materia de inmigración.

El comisario justificó los 23 millones de euros que la UE aporta cada año al sistema turco de prisiones para modernizarlas y para acercar a ese país a los valores europeos, porque "nos interesa apoyar a Turquía en este ámbito y especialmente tras la tentativa de golpe de Estado" del pasado 15 de julio.

Recién llegado a Estrasburgo desde Barcelona, donde participó ayer en el Foro Euromediterráneo, dedicado en parte a la Educación y la Juventud, recordó además el trigésimo aniversario del programa Erasmus y a los millones de jóvenes que han participado en el mismo.

Del Erasmus, dijo, se benefician tanto ciudadanos de la UE como de países vecinos, lo que constituye "un ejemplo de movilidad y de contacto entre personas".

Por otra parte, Hahn elogió los valores del Consejo de Europa, que apuestan por los derechos humanos, la democracia y el Estado de derecho, y consideró que son "la piedra angular de la política de vecindad de la UE", que dijo tener en la organización paneuropea un "socio estratégico importante". EFE