Madrid, 13 nov (EFE).- El ciclista español Beñat Intxausti (Team Sky) parece haber superado una mononucleosis que le persiguió durante toda la temporada y que sólo le permitió competir durante 15 días en 2016, y ya apunta a la próxima para poderse reivindicar.

"Ha sido un año para olvidar a nivel deportivo, difícil por el virus. Empecé a mejorar a mediados de septiembre, cuando el análisis me dio negativo. Me cambió hasta el ánimo. A partir de ahí empezamos a activar el cuerpo. Un mes después, repetí otra revisión y me salió negativo otra vez y confirmamos la evolución a mejor. Estoy contento con el último mes que llevo", dijo el corredor en unas declaraciones remitidas por su equipo.

El ciclista comentó que ha sido "muy duro estar en casa viendo las carreras en la televisión" y que espera poder revertir la situación la próxima temporada.

"Para mí es como empezar de cero con un equipo nuevo porque prácticamente he estado un año entero sin ver a todos los compañeros. La última vez que he estado en Manchester con el equipo me decían en broma '¿tú quién eres?, ¿el corredor nuevo? Ellos saben que he pasado un proceso largo y duro", observó.

"Ahora tampoco quiero pensar a largo plazo. Voy día a día. No me quiero marcar objetivos. Mi objetivo es volver a correr, estar a un buen nivel y que llegue donde llegue. Dar el cien por cien y la carretera me pondrá en mi sitio. Ilusión y ganas me sobran y lo voy a dar todo", finalizó Beñat Intxausti. EFE