San Fernando de Henares (Madrid), 13 oct (EFE).- El presunto cabecilla de Gürtel, Francisco Correa, ha admitido hoy que tuvo "atenciones" con Jesús Sepúlveda, exalcalde de Pozuelo y exmarido de la que fuera ministra de Sanidad Ana Mato, como la compra de un coche o el pago de viajes y fiestas de cumpleaños para su familia.

"Los negocios que haya hecho con el PP lo voy a contar en esta sala" para que "lo sepa toda España", ha anunciado Correa, para después justificar el pago de dádivas, "como se dice en el lenguaje jurídico", a miembros del PP como una práctica habitual en la empresa privada.

"La primera vez que escucho cohecho y prevaricación es cuando me detienen", ha asegurado para explicar que al hacer regalos a políticos "lo que quiero es que mi empresa funcione bien". "¿Cómo no voy hacer un regalo a una persona que me está dando un trabajo importante?", ha expuesto.

A partir de ese momento ha puesto como ejemplo como en España "una empresa líder en el sector cerámico" ha agasajado a constructores y empresarios con 15 días en Nueva York en hoteles de lujo y viajando en aviones privados, y también ha puesto como ejemplo los regalos de empresas farmacéuticas a médicos, momento en el que el presidente del tribunal, Ángel Hurtado, le ha interrumpido para advertirle de que se estaba desviando del objeto del juicio. EFE