Marta Rojo y Julia Carbonell

Valencia, 14 jul (EFE).- El festival de ocio digital Dreamhack vuelve a Feria Valencia con torneos, deportes electrónicos y encuentros con youtubers en su séptima edición, con una asistencia que se espera que supere las 30.000 personas, de las que, por primera vez, la mayor parte serán menores de edad.

"Es la era del Minecraft, de los youtubers, y de los padres que se adaptan a lo que hay", explica Andreu Vera, uno de los cientos de voluntarios que componen el equipo de Dreamhack Valencia, que tiene claro que este año "la media de edad no llega a dieciocho".

Muchos de estos jóvenes, que podrán acampar en una zona de algo más de 30.000 metros cuadrados, han venido a ver a las verdaderas estrellas: los youtubers y los jugadores profesionales que participarán en las actividades del evento con el objetivo de reunirse con los fans, con la gente que no puede verles a menudo nada más que por los vídeos.

Así lo resume Catacroquer, que tiene un canal de Youtube con casi 500.000 seguidores y que, junto con JosemiCoD, Alphasniper y Doctorepollo, entre otros, es uno de los grandes nombres de esta edición de Dreamhack.

"Lo que más me ha llamado la atención es la envergadura del evento; he estado en otros de España, pero de este me ha impresionado el espacio, los dos pabellones, y las colas", afirma la joven promesa de los videojuegos.

Las caras más conocidas de la industria jugarán con los aficionados en las diferentes salas que integran el recinto: zona Expo, con las principales novedades de la industria del juego; la zona LAN, de juego individual, y zona e-sports, de deportes electrónicos.

Cada año, las cifras del festival van creciendo, sobre todo en la zona de deportes electrónicos, donde el número de participantes ha aumentado desde los 200 de 2012, el primer año, hasta los más de 1.000 actuales de 25 países diferentes, que participarán en torneos con premios que suman 175.000 euros.

"Este sector está evolucionando con un crecimiento que podríamos calificar de explosivo, y por eso es muy importante que Dreamhack esté en Valencia", ha afirmado el alcalde, Joan Ribó, que ha visitado las instalaciones junto al presidente de Feria Valencia, José Vicente González.

Por su parte, González ha destacado la importancia del sector de la informática y los videojuegos, que ha dicho que "son muy importantes para la creación de nuevos puestos de trabajo, sobre todo porque no necesitan una gran inversión".

En esta ocasión, Movistar ha sido el mayor inversor de Dreamhack, con el establecimiento de una red de internet de alta velocidad de 10 gigas que ha batido el récord respecto a anteriores ediciones.

Esta red de gran capacidad no solo la utilizarán los participantes en los torneos de Counter-Strike, Heroes of the Storm, League of Legends y Hearthstone, sino también los más de 3.000 jugadores de la zona LAN, que competirán contra sus amigos.

"A nuestro hijo le gusta participar en estos eventos y le sirve de estímulo, le permite relacionarse con la gente y hacer amistades", resalta Juan Grau, que ha venido desde Barcelona con su mujer y su hijo adolescente con una discapacidad, que se hospedarán en un total cercano.

Tampoco acamparán en la Feria Yago Blanco y sus amigos, veteranos del evento, que visitan por cuarta vez y han optado por la comodidad: "Es muy intenso, pero ahora preferimos no estar tantas horas aquí pero estar mas descansados y poder pegarnos una ducha".

Con un carro de la compra lleno de provisiones para la jornada, Yago y su grupo esperan a sus "amigos de otras partes de España" para jugar y ver torneos en los que no se animan a participar: "Somos amateurs", reconocen. EFE

jcp-mrc/jc/jdm