Abu Dabi, 16 jun (EFE).- El ministro emiratí de Estado de Asuntos Exteriores, Anwar Qarqash, ha asegurado que la participación de las tropas en la guerra del Yemen ha terminado y que su país se centrará ahora en supervisar las negociaciones de paz.

Qarqash, citado en Twitter por el príncipe heredero de Abu Dabi y vicecomandante de las Fuerzas Armadas, Mohamed bin Zayed al Nahyan, dijo en una reunión anoche que la posición de Emiratos Árabes Unidos es "clara": "La guerra ha terminado para nuestras tropas".

Emiratos es uno de los principales socios de la coalición árabe-suní, liderada por Arabia Saudí, que comenzó a operar en el Yemen en marzo de 2015 contra los rebeldes hutíes y en apoyo del presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi.

El Ejército emiratí ha sufrido numerosas bajas en sus efectivos terrestres por ataques de los hutíes y de grupos extremistas, mientras que varios de sus aviones se han estrellado durante las operaciones, los dos últimos esta misma semana.

Qarqash indicó que su país trabaja ahora en "supervisar los acuerdos políticos (entre las partes en conflicto) y en ayudar a los yemeníes en las zonas liberadas".

Recordó que la operación de la coalición árabe-suní tenía tres objetivos: "el regreso a la vía política, restaurar la legitimidad (de Hadi) y responder a la injerencia iraní".

El ministro justificó la intervención en el Yemen como "la única opción" tras el fracaso de la mediación política y el claro respaldo iraní a los insurgentes hutíes, que en marzo de 2015 controlaban gran parte del país y forzaron el exilio del presidente.

Sobre las actuales conversaciones de paz entre ambos bandos en Kuwait, Qarqash dijo que "después de 50 días desalentadores no hay una visión unificada para el futuro".

"Hay señales alarmantes de que el sur quiere separarse y de que el radicalismo está en aumento", lamentó el ministro aludiendo a Al Qaeda, según las declaraciones recogidas por el diario emiratí The National.

Las conversaciones de Kuwait comenzaron el 21 de abril pasado después de que el enviado especial de la ONU para el Yemen, Ismail Uld Sheij Ahmed, anunciara que los hutíes y sus aliados habían aceptado la aplicación de la resolución 2216.

Esta resolución estipula la retirada de las milicias y grupos armados de las ciudades, la entrega de las armas al Estado, la devolución de las instituciones gubernamentales al Ejecutivo de Hadi, la liberación de los detenidos y la reanudación del diálogo nacional.

Ayer, el mediador de la ONU Sheij Ahmed informó de que los responsables de las partes negociadoras del conflicto en el Yemen han debatido en Kuwait sobre la formación de comités militares y de seguridad.

El Alto Comisionado de la ONU de Derechos Humanos ha documentado un total de 3.539 civiles muertos por el conflicto y 6.268 heridos entre el 26 de marzo de 2015, con el inicio de los bombardeos de la coalición, y el 8 de junio de 2016. EFE