Madrid, 14 jun (EFE).- La Fundación Reina Sofía ha aprobado hoy sus cuentas de 2015, un ejercicio en el que destinó 519.286 euros a programas sociales relacionados con la educación, la alimentación infantil y la investigación del alzhéimer, en una reunión presidida por doña Sofía y celebrada en el Palacio de la Zarzuela.

Ha sido la propia fundación la que ha informado de la reunión del patronato de la entidad, en la que también se han renovado cargos y se han abordado las "vicisitudes" de su situación jurídica y patrimonial y la capacidad financiera que tiene para planificar futuros proyectos a partir del año 2017.

Entre tanto, el dinero que se ha ido destinando en los últimos años estaba previsto en el plan de actuación 2012-2015, un período en el que la fundación ha financiado más de 40 proyectos gestionados por 24 asociaciones, fundaciones y hospitales implicados en la cooperación internacional, ayuda a desfavorecidos y lucha contra el alzhéimer.

Especial hincapié hace la Fundación Reina Sofía en señalar que sus cuentas de 2015 han sido auditadas externamente, práctica que lleva haciendo con su contabilidad anual desde 2004, y teniendo en cuenta lo establecido por las normas contables para entidades sin fines lucrativos.

La investigación del alzhéimer es uno de los ámbitos a los que dedica sus mayores esfuerzos, y en este sentido a los casi 520.000 euros de ayudas distribuidos el año pasado, añade otros 374.000 aportados el denominado Proyecto Vallecas para la detección precoz de esta enfermedad y que se financia de acuerdo a un plan para aportar 2.100.000 euros entre 2012 y 2016.

Los patronos de esta fundación constituida en 1977 han recibido el agradecimiento de doña Sofía, quien les ha animado a continuar con esta labor "en beneficio de los colectivos que están pasando por situaciones de dificultad", según su comunicado.

Desde 1994, la entidad promueve diversos proyectos educativos y sanitarios y también de ayuda social y humanitaria; sus beneficiarios han sido niños, mayores, inmigrantes, discapacitados y víctimas de catástrofes naturales. EFE