Madrid, 13 jun (EFE).- El número de donaciones de sangre en España ha cambiado de tendencia ya que ha crecido levemente tras cuatro años de caída: en 2015 se incorporaron 190.630 donantes (522 nuevos cada día) y se consiguieron un total de 1.705.000 donaciones, un 0,78 % más que en 2014.

Estos son algunos de los datos del "Informe 2015 sobre la Donación de Sangre en España", que ha sido presentado hoy por el presidente de la Federación Española de Donantes de Sangre (Fedsang), Martín Manceñido, un día antes de la celebración del Día Mundial del Donante de Sangre, que tiene como objetivo "reforzar la idea del agradecimiento" a estas personas.

Un agradecimiento que, según Manceñido, debería de llegar por parte del Ministerio de Sanidad teniendo en cuenta, dice, que sólo cuatro de cada cien personas dona y "soportan las necesidad de las otras 96, con lo que son merecedoras de un mayor reconocimiento".

Además, las donaciones permiten salvar 80 vidas diariamente y la recuperación de la salud de otras 375 personas cada día en España.

La cuarta parte de la sangre donada se destina al área de oncología (24 %), después a intervenciones quirúrgicas (23 %), obstetricia y paritorios (10), trasplantes de órganos (12), enfermedades de la sangre (15) y en enfermos crónicos y otros (16).

El índice medio de donaciones por cada mil habitantes en España se sitúa en 36,64, pero hay comunidades autónomas que lo superan.

Extremadura encabeza el índice de donaciones con 45,36 por cada mil habitantes, le sigue Castilla y León (42,89) y Asturias (42,28), una comunidad -ésta última- que ha tenido un crecimiento llamativo en 2015.

Por provincias, Álava es la que más donaciones registra: 65 de cada mil habitantes dona su sangre de forma gratuita y voluntaria.

Después se sitúa Burgos, con 54, y Asturias (42,28), pero otras provincias están por encima de las 40 donaciones por cada mil habitantes: Cantabria, Navarra, La Coruña, Valladolid, Albacete, Guipúzcoa, Cáceres, Pontevedra, Badajoz, Palencia y Granada.

Y cuando una comunidad autónoma o un territorio del tipo que sea llega a 40 donaciones por cada mil habitantes, según el experto, se puede considerar ya autosuficiente.

La causa de que en toda España no se llegue a las 40 donaciones por cada mil habitantes de media está, según Manceñido, en que aún tenemos un déficit en plasma, uno de los tres componentes principales de la sangre, que se utiliza principalmente para obtener medicamentos. Los otros elementos son los hematíes y las plaquetas.

En los dos primeros prácticamente todos los territorios son autosuficientes, pero en plasma casi ninguno lo es.

Hoy también se ha presentado una campaña para lograr una mayor concienciación de los más jóvenes sobre la necesidad de aumentar las donaciones.

"Llevas el ritmo en la sangre. Compártelo" es el lema de la campaña de la federación y la empresa Nexcare con la que pretenden incorporar a 60.000 nuevos donantes en España y Portugal de entre 18 y 35 años.

En 2015 se ha registrado un leve crecimiento de donaciones de sangre, pero en los últimos cinco años la donación de sangre en España ha disminuido un 6,68 %.

El número total de donaciones ha descendido de 1.796.342 en 2011 a 1.705.297 en 2015, pero además, si atendemos a la edad de los donantes, en los últimos cuatro años ha decrecido también un 21 % la aportación de donantes menores de 30 años en España.

El número de donantes activos (que han donado una vez al menos en los últimos tres años) en España es de 1,9 millones. EFE