Girona, 28 may (EFE).- La alcaldesa de Girona, Marta Madrenas (CDC), está dispuesta a presentarse a la reelección, después de haber llegado al cargo por la dimisión de Albert Ballesta y la marcha previa de Carles Puigdemont para presidir la Generalitat, con el objetivo de convertir a la ciudad en "puntal" del soberanismo.

En declaraciones a Efe, Madrenas reconoce que todavía falta mucho para las próximas municipales y puntualiza que es partidaria de las primarias, pero daría "el paso adelante" si la ciudadanía y su partido, Convergencia Democrática de Catalunya, la avalan.

La máxima responsable del consistorio gerundense considera que el equipo que encabeza ha sido capaz de superar "muy bien" lo que califica como "los años más duros de la crisis" y se siente respaldada para someterse al voto de sus vecinos.

La bandera de Madrenas es la del soberanismo en Cataluña, para lo que recuerda que su ciudad es la única capital de provincia liderada "por un gobierno claramente independentista".

Madrenas quiere que Girona lidere este proceso desde el "mundo local" y subraya que esa voluntad de ser "puntal" es algo que su equipo tiene "clarísimo".

La edil y los suyos quieren que la capital gerundense ejerza "de motor" en el proceso desde el municipalismo y exhibe como ejemplo para demostrarlo la condición "indiscutible" que se estableció en el pacto de gobierno con el PSC, de que "en las cuestiones supramunicipales debe haber libertad absoluta de voto".

Marta Madrenas defiende que las administraciones más próximas deben reivindicar "y poner en conocimiento de la ciudadanía que la construcción de un nuevo país será definitiva para aportar más bienestar, calidad de vida, justicia y paz social".

"Cuando hablamos de construcción de nuevo país, las administraciones locales somos las que más claramente podemos decir que no se trata de un diálogo retórico, si no que afectará directamente al bienestar de las personas, así que debemos ser los más interesados en que fructifique y los que más debemos empujar", añade Madrenas.

La refundación de CDC es algo que también preocupa a la alcaldesa, pese a que milita en la formación desde hace menos de tres años."Creo que seremos capaces de construir un partido de centro que coincidirá con gran parte de los valores de la mayoría de catalanes", concluye. EFE

dar/ce/agc