Valencia, 5 may (EFE).- Investigadores españoles y estadounidenses han diseñado un nuevo método y un catéter para facilitar el diagnóstico y tratamiento de pacientes con fibrilación auricular, según han informado hoy fuentes de la Universitat Politècnica de València (UPV).

El método proporciona al médico información precisa y detallada de la actividad eléctrica cardíaca y le ayuda a dirigir el catéter a la zona óptima en la que debe realizarse el tratamiento de la arritmia, lo que facilita la intervención y reduce el tiempo necesario de quirófano.

El sistema ha sido patentado por la Universitat Politècnica de València, el Hospital General Universitario Gregorio Marañón y la Universidad de Michigan, y el trabajo ha sido publicado en la edición digital de la revista Annals in Biomedical Engineering.

Según explica Miguel Rodrigo, investigador predoctoral del Instituto ITACA de la UPV, la principal novedad del trabajo reside en que el análisis de la actividad eléctrica cardíaca se realiza paso a paso y de manera local, aunque proporciona un análisis global guiado por el propio método.

Así, en cada paso se proporciona al electrofisiólogo un análisis de las regiones registradas localmente y se muestra cuál es la región a la que se debe dirigir el catéter a continuación, lo que evita al facultativo realizar "un mapeo a ciegas de la aurícula completa".

La investigadora del Instituto ITACA María Guillem ha indicado que este método ofrece un registro completo de toda la actividad de la superficie auricular y el patrón de propagación existente durante la fibrilación auricular, que resulta "fundamental para que el cardiólogo pueda determinar fácilmente dónde realizar la ablación".

Los resultados que se obtienen de la aplicación de este método destacan también por su sencillez de uso, a diferencia de los métodos empleados actualmente en la práctica clínica, basados en frecuencia dominante o fraccionamiento de la señal, cuya eficacia depende en gran medida del electrofisiólogo que lo use.

Según las mismas fuentes, al permitir un análisis intuitivo del patrón de propagación, facilita la intervención por parte del cardiólogo y no es necesaria la navegación con el catéter por toda la superficie de la aurícula.

Asimismo, al ofrecer una mayor probabilidad de resultados exitosos en las intervenciones se reduciría también la necesidad de segundas intervenciones.

Además de su aplicación en casos de fibrilación auricular, el método y catéter desarrollado por los investigadores podría aplicarse en la detección de otras arritmias y en el análisis del comportamiento de la actividad electrofisiológica de músculos o tejidos nerviosos.

Junto al Instituto ITACA, han participado en su desarrollo el Center for Arrhytmia Research de la Universidad de Michigan en Estados Unidos y el Servicio de Cardiología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid. EFE