Madrid, 5 abr (EFE).- El secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Ignacio Ybáñez, afirma que España está haciendo todo lo posible para "rebajar la tensión" entre la Unión Europea y Marruecos y dice sentirse "muy esperanzado" de que mejoren las relaciones.

En una entrevista con el Observatorio Internacional de Estudios sobre el Terrorismo (OIET), Ybáñez asegura que España valora mucho la relación bilateral con Marruecos y añade que la cooperación antiterrorista entre ambos países "está al margen" de las dificultades que se están teniendo en el ámbito de la UE.

"Nos preocupa porque Marruecos es un país que ha apostado por una relación preferente con la Unión Europea. Estamos haciendo todo lo posible para rebajar la tensión entre la Unión Europea y Marruecos", afirma el secretario de Estado.

Señala además que está "muy esperanzado" y que "los últimos mensajes han sido muy positivos", y añade que en el ámbito internacional, "cada vez se valora más la cooperación entre España y Marruecos y, en materia de terrorismo, la ven como un ejemplo".

Ybáñez dice que España está muy satisfecha del primer año como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU y explica que en este periodo se ha intentado que el terrorismo esté en el centro del debate político.

"Hemos hecho un buen primer año y estamos satisfechos, sobre todo en materia de lucha contra el terrorismo", asegura, antes de afirmar que España le ha dado un papel esencial a las víctimas.

En esa lucha contra el terrorismo, explica la importancia de plantear instrumentos legales, sobre todo para los combatientes extranjeros que van a otros países a atentar.

Tras recordar que España ha hecho ya modificaciones en el Código Penal, afirma: "Hay que estar siempre muy a la avanzada porque el terrorismo busca los huecos de la sociedad libre para atentar".

También manifiesta la importancia del respeto a los derechos humanos. "Saltarte el camino de la ley es perder legitimidad en la lucha contra el terrorismo", añade.

Para Ybáñez, es muy importante dotarse de todos los medios para combatir el terrorismo, reforzar la parte policial y la cooperación internacional.

Subraya que España se ha sumado a la coalición internacional contra el Dáesh con el envío además de 300 militares para formar al Ejército iraquí y añade que hay una petición reciente para hacer lo mismo con la Policía iraquí.

"La experiencia de la Guardia Civil en la lucha contra el terrorismo es muy demandada, de ahí que haya una petición concreta del Gobierno iraquí para hacer lo mismo. Ahora, hay que esperar a tener un Gobierno para tomar esa decisión", agrega.

Insiste en la cooperación con países como Túnez o Libia, donde se pretende "promover una solución política impulsada por Naciones Unidas". "Si no lo conseguimos, van a ser los terroristas los que ganen la guerra", advierte. EFE