Zaragoza, 31 mar (EFE).- El hasta ahora presidente de Telefónica, César Alierta, que anunció el pasado martes su cese al frente del gigante de las telecomunicaciones, se centrará a partir de ahora en el fomento de la formación y de la educación, como elemento clave en la regulación digital.

Lo hará desde la Fundación Telefónica, en la que sigue como presidente, según ha explicado hoy el director comercial digital de la compañía, Eduardo Navarro, en un desayuno informativo en Zaragoza sobre "La transformación digital de las empresas".

En este encuentro, organizado por la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón (ADEA), Navarro ha hecho hincapié en que la flexibilidad de las universidades y su colaboración con las empresas son imprescindibles para formar a los estudiantes, ya que muchas de las profesiones del futuro ni siquiera existen ahora.

Además, ha asegurado que la sociedad se encuentra en estos momentos ante una revolución digital que va a cambiar las vidas de los ciudadanos por completo, igual que hizo la revolución industrial.

Se trata, ha afirmado, de un proceso que no ha hecho más que empezar y que afecta a todos los sectores y a todos los tamaños de empresa, por lo que es básico que también las pymes se adapten a la digitalización.

En cuanto a las claves para esta adaptación de las pequeñas y medianas empresas a la era digital es fundamental, en primer lugar, reconocer la necesidad de acometer un cambio y sumarse a esta tendencia.

Además, el director comercial digital de la compañía ha indicado que para reinventarse en este sector de manera exitosa es fundamental identificar las necesidades de los clientes y adaptar los procesos internos de la empresa para poder satisfacerlas mejor.

"El poder lo tiene el cliente con la capacidad de, a través de un click, poder decidir. Por eso, es indispensable entender cuáles son sus demandas para saber tratarlas, canalizarlas y atenderlas", ha explicado.

En esta misma línea se ha pronunciado el presidente de la compañía tecnológica Paradigma Digital, Óscar Méndez, quien ha incidido en la necesidad de la reinversión en digitalización por parte de las pequeñas y medianas empresas para sobrevivir, crecer y afianzarse en el mercado.

Además, ha recalcado que para afrontar esta incorporación al mundo digital las pymes deben apoyarse en las compañías de comunicación y tecnología que pueden facilitarles enormemente este proceso.

Asimismo, Méndez ha planteado la educación y la formación como un aspecto clave en la adaptación al universo digital, así como la profesionalización de los trabajadores de las pymes y la no acumulación de roles en un mismo empleado.

En este sentido, ha apuntado que es también crucial la formación de los usuarios de la red para preservar su privacidad y evitar que faciliten sus datos sin su consentimiento.

Un ámbito en el que ha insistido en que no basta con la regulación, sino que es fundamental la educación. EFE