Barcelona, 7 mar (EFE).- Siete grandes exposiciones conmemorarán el 150 aniversario del nacimiento del pintor, dibujante y cartelista modernista Ramon Casas, según ha anunciado hoy la comisaria del Año Ramon Casas, Vinyet Panyella, en una de sus localizaciones más emblemáticas, el antiguo café Els Quatre Gats.

La exposición "Ramon Casas. La vida moderna" abrirá el próximo 10 de marzo el Año Casas en el Museo del Modernismo de Barcelona, una amplia visión retrospectiva del pintor como representante de la vida moderna en el cambio de siglo.

Panyella ha explicado que en alguna de estas exposiciones se podrán ver obras del extranjero que no se han visto en España, así como otras que se encuentran en manos de coleccionistas privados, tanto de Cataluña como de Madrid, que son inéditas.

Algunas de estas piezas inéditas se podrán contemplar entre mayo y julio en el Círculo del Liceo en la muestra "Júlia, el deseo", centrada en el personaje de Júlia Peraire, la bella vendedora de lotería a la que Casas conoció en la tertulia de la Maison Dorée y con la que tras varios años de vida en común se casó en 1922.

Entre junio y septiembre, el Museo Pau Casals de El Vendrell reunirá las obras de Casas en sus colecciones, y en paralelo el MNAC dará a conocer una parte poco conocida del pintor, la sombras chinas que realizó para los Quatre Gats.

La exposición central del Año Casas tendrá lugar en el Museo de Maricel de Sitges entre noviembre de este año y febrero de 2017, una exposición en la que colaborará la Fundación la Caixa y que posteriormente se podrá ver en Madrid y en Palma de Mallorca.

En las mismas fechas, una tercera exposición en Barcelona mostrará el Casas más íntimo y familiar con obras de la Fundación Rocamora, colección iniciada por el pintor y mecenas Manuel Rocamora, emparentado con el propio Ramon Casas y Anglada Camarasa.

El ciclo expositivo se cerrará en 2017 en el Museo de la Vida Rural de L'Espluga de Francolí (Tarragona), una muestra que evocará el viaje que Casas hizo en carro por Cataluña junto con su amigo el pintor Santiago Rusiñol en 1889.

"Más allá de estas exposiciones, la preocupación del Año Casas es dar a conocer la obra del pintor, distribuida por el territorio, para poner en valor los tesoros locales de Casas a través del ciclo 'Visiones de Ramon Casas', por la que un escritor comentará la obra más emblemática de cada museo", ha señalado Panyella.

La comisaria ha informado asimismo de que se han organizado diversas rutas e itinerarios sobre el artista en diversos espacios como la "Ruta Ramon Casas en Barcelona", el "Itinerario de Ramon Casas en los Museos de Sitges" o una ruta entre Torredembarra, el Castillo de Tamarit y el Museo Pau Casals.

Los catálogos de las exposiciones serán ya una primera aportación con visiones científicas actualizadas de la obra de Casas, pero, según Panyella, "quizá la que mas aportará será la exposición sobre Pere Romeu, el dueño de Els Quatre Gats y primo de Casas, porque se trata de un personaje cuya vida se ha construido más a partir de la leyenda".

Con motivo del aniversario del nacimiento de Casas, también se han previsto nuevas publicaciones sobre el pintor como "Desde el Molino, de Santiago Rusiñol y Ramon Casas" (1894), en edición facsímil; "Les set vides de Pere Romeu", de Josep Bargalló, y "Petita Història de Ramon Casas", de la propia Panyella.

Las diferentes actividades del Año Ramon Casas se recogen en la web presidencia.gencat.cat/anyramoncasas, que ofrece además datos sobre el artista y su obra, así como un mapa de localización de las obras de Casas en museos y colecciones.

Aunque es difícil establecer el presupuesto global del Año Casas, por la participación de numerosas instituciones y museos, la previsión de los departamentos de Cultura y Presidencia de la Generalitat, ha dicho Vila, es que "esta conmemoración ronde los 200.000 euros".

La obra de Casas se encuentra mayoritariamente en Cataluña, si bien también hay obras en el Museo Reina Sofía, con uno de sus cuadros más emblemáticos, "Garrote vil", y en otros puntos de la geografía española como el Museo Romero de Torres de Córdoba. EFE