Buenos Aires, 1 mar (EFE).- Julio Morresi, conocido como "padre de Plaza de Mayo" por su lucha por los derechos humanos en Argentina durante y después de la pasada dictadura militar (1976-1983) falleció a los 85 años de un paro cardiaco, informó hoy su familia.

Morresi, miembro de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, fue uno de los primeros padres en participar de las primeras rondas en la plaza de Mayo de Buenos Aires -símbolo de la lucha social en Argentina- después de que su hijo Norberto, de 17 años, desapareciera en abril de 1976.

"A partir de entonces nunca abandonó la lucha por la Memoria, la Verdad y la Justicia", explicó hoy la asociación humanitaria Abuelas de la Plaza de Mayo en un comunicado.

"Las Abuelas lo recordaremos por su sonrisa, su empuje y sus palabras justas", añadieron, tras mostrar su "hondo pesar" por el deceso.

Militante de la Unión de Estudiantes Secundarios, Norberto fue secuestrado y asesinado casi un mes del golpe militar que desencadenó el periodo dictatorial, pero para su familia estuvo desaparecido hasta que en 1989 el Equipo Argentino de Antropología Forense identificó su cuerpo en un cementerio.

En su cuenta de la red social Twitter, Claudio, hijo de Julio Morresi, anunció "con enorme tristeza" que su padre había fallecido de madrugada de un ataque cardiaco.

Sus restos serán velados esta tarde en el Salón Perón de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

Los "padres de Plaza de Mayo" nunca formaron una organización ni ocuparon espacios públicos como las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, pero sí se mantuvieron activos en la búsqueda de sus hijos. EFE