Madrid, 12 feb (EFE).- El actor Jorge Sanz y el director David Trueba vuelven a mostrar su complicidad en el capítulo siete de la serie "¿Qué fue de Jorge Sanz? (Cinco años después)", una "ficción anómala en el sentido positivo" en la que el actor madrileño vuelve a darse vida asimismo en la pequeña pantalla.

Cinco años después de que Canal + emitiera la primera temporada de esta serie (que contó con seis capítulos) Movistar + emitirá mañana el capítulo siete de esta producción que, según ha contado a Efe Trueba, "fluye" como sus propias vidas.

En esta ocasión, actor y director, creadores de la ficción, han decidido no ofrecer otra temporada de seis capítulos como la anterior y ceñirse a un sólo episodio de 82 minutos, porque su idea es la de emitir un capítulo "cada cierto tiempo" hasta que se pueda mostrar a Jorge Sanz "jubilado".

Y, según Sanz, parece que la historia dará de sí porque le pasan "cosas muy raras". "Mi vida no es interesante, sólo depende del prisma desde el que lo mires, y el prisma de David es maravilloso", ha matizado.

"¿Qué fue de Jorge Sanz?", en palabras de Trueba, "fluye" como sus vidas y, como es tan "cercana" a sus vivencias, lo que hacen es "incorporar" temas que les "preocupan" o "cosas" que ven entorno al mundo de los actores.

Por eso se trata de un trabajo "catártico" en el que hacen lo que "quieren" y en el que Jorge Sanz empieza a "levantar cabeza" después de que en la primera temporada se mostrara en decadencia y siempre con problemas personales y laborales.

Pero, para el director, en esta ocasión sí que se ve un cambio claro: "En la primera temporada todo el mundo se detenía en la valentía de Jorge por exponerse, pero en este episodio yo creo que la gente se va a dar cuenta de la gran interpretación que hay por parte del Jorge actor a la hora de hacer este personaje".

Y es que Jorge Sanz, y sólo Jorge Sanz, podría, según ha confesado Trueba, protagonizar este formato novedosos en España por tratarse de un actor "único".

"Jorge era una estrella a los ocho años y luego fue una estrella a los 16 y a los 21. No hay una persona en España que no haya visto una película de Jorge Sanz", ha puntualizado.

Aunque, el propio Sanz, ironiza sobre estas palabras: "Casi siempre actores de éxito interpretan a actores fracasados, nunca se había dado un actor fracasado interpretando a un actor fracasado. Se busca que lo que se cuenta sea algo incómodo y eso es marca de la casa David Trueba".

Como aperitivo de la nueva entrega, David Trueba ha dirigido también un videoclip en el que Sanz interpreta una versión muy personal del tema "Mamá, quiero ser artista" acompañado del pianista Ignasi Terraza. EFE