Berlín, 27 ene (EFE).- La situación en Oriente Medio y Próximo, la crisis en Ucrania y las relaciones con Rusia centrarán la próxima Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC), a la que asistirán el secretario de Estado de EEUU, John Kerry; el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, y el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev.

Así lo avanzó hoy el presidente de la MSC, Wolfgang Ischinger, en una rueda de prensa en la que presentó el Informe de Seguridad de Múnich 2016.

Los ejes de ese informe serán el centro de la conferencia, que tendrá lugar del 12 al 14 de febrero: las crisis que "ignoran fronteras internacionales", el aumento de los elementos "perturbadores" que las provocan de manera intencionada y el papel de los supuestos "factores estabilizadores" -como EEUU- que "con frecuencia se muestran impotentes, poco dispuestos".

La reunión quiere hacer patente asimismo la solidaridad con Francia en su lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI), por lo que asistirán a la conferencia el primer ministro galo, Manuel Valls, el titular de Exteriores, Laurent Fabius, y el de Defensa, Jean-Yves Le Drian.

Los problemas en Oriente Medio y Próximo, en particular la crisis siria y las relaciones entre Arabia Saudí e Irán, serán también "un hilo conductor a lo largo de toda la conferencia", añadió Ischinger.

Ante Siria, añadió, Occidente ha "fracasado totalmente en diseñar una política de prevención", lo que ha facilitado el avance del EI, un error que no debe repetirse en Libia.

Occidente, recalcó, es "corresponsable de la muerte de centenares de miles de personas" por no haber actuado a tiempo militarmente en Siria y haber apartado la vista.

Por otra parte, la conferencia dedicará por primera vez su atención a la seguridad en el continente africano, señaló Ischinger.

En vista del gran número de crisis y conflictos sin resolver, la MSC contará este año nuevamente con una cifra récord de participantes, con una treintena de jefes de Estados y de Gobierno y más de sesenta ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa.

Entre los asistentes se encuentran, además de Kerry, Poroshenko y Medvédev, el rey Abdalá II de Jordania; el presidente iraquí, Fuad Masum; el ministro de Exteriores saudí, Adel al Jubeir; el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov; y el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk.

Alemania estará representada por cinco ministros, entre los que figuran el titular de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, y la de Defensa, Ursula von der Leyen.

Participarán, además, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y el negociador estadounidense del TTIP -el acuerdo de comercio e inversiones que negocia Washington con la UE-, Michael Froman.

Entre los alrededor de 550 asistentes figuran asimismo representantes de ONG como Transparencia Internacional, Amnistía Internacional y Humans Rights Watch, así como los jefes de los consejos de vigilancia de diversas grandes empresas. EFE