Antonio del Rey

Madrid, 22 ene (EFE).- El secretario general socialista, Pedro Sánchez, ha negado hoy haber quedado "descolocado" por la oferta lanzada por el líder de Podemos, Pablo Iglesias, de conformar juntos un Gobierno de cambio, que ha conocido por boca del propio Felipe VI cuando estaba reunido con él en el Palacio de la Zarzuela.

Iglesias se ha entrevistado primero con el Rey, y le ha explicado que iba a proponer a PSOE e IU conformar juntos gobierno, en el que él sería vicepresidente, oferta que ha revelado en una rueda de prensa en el Congreso mientras el principal implicado, Pedro Sánchez, ya estaba en el despacho del jefe del Estado.

"No creo que yo esté descolocado", ha asegurado más tarde Sánchez cuando ha comparecido ante la prensa, también en el Congreso, y se le ha preguntado por el "estupor" causado entre los socialistas por el movimiento de Iglesias, del que el PSOE no tenía conocimiento, ya que don Felipe ha sido el primero en saberlo.

Sánchez ha recurrido a la ironía para comentar la jugada política del dirigente de Podemos: "El Rey me ha informado sobre la propuesta de Pablo Iglesias; entré en Zarzuela sin Gobierno y parece que tengo los ministros y ministras ya nombrados".

Extremadamente cauteloso a la hora de comentar su encuentro con el jefe del Estado, que se ha prolongado durante hora y media, el dirigente socialista ha dedicado la mayor parte de su conferencia de prensa a la propuesta que acababa de hacer públicamente Iglesias.

Eso sí, pese a los reiterados intentos de los informadores, no ha querido entrar en el contenido de la oferta, bajo el argumento de que ahora es el tiempo de Rajoy, que es quien debe someterse a la investidura, y ha reiterado que antes de hablar de reparto de ministerios es preciso hablar de políticas.

Hasta ha tenido que recurrir al famoso lema del veterano líder y fundador de IU, Julio Anguita, "programa, programa, programa" para hacer frente a las insistentes preguntas sobre la posibilidad de que admitiera a Pablo Iglesias como vicepresidente y subrayar así que primero van las políticas, y luego el Gobierno.

Cuando ha comparecido ante los periodistas no había hablado todavía con Iglesias, quien hoy mismo piensa llamarle a él y al líder de IU, Alberto Garzón, ya que según ha aclarado, se ha desplazado directamente desde Zarzuela al Congreso y ni siquiera había tenido tiempo de mirar su teléfono móvil.

Sánchez ha zanjado así cualquier rumor sobre un posible encuentro con su antecesor en el cargo, Alfredo Pérez Rubalcaba, antes de comparecer ante los medios.

Ante el mismo atril en el que sólo media hora antes había hablado Iglesias, el secretario general del PSOE ha utilizado un "no comment" para referirse a unas palabras muy concretas del líder de Podemos, quien había dicho que la posibilidad "histórica" de que Pedro Sánchez sea presidente "es una sonrisa del destino que siempre tendrá que agradecer".

La última pregunta se la ha hecho una periodista, quien quería saber si le había parecido una "falta de respeto" que Iglesias le hubiera dicho ya a quién tenía que poner en su Gobierno.

"Eso lo dejo para los tertulianos", ha contestado, antes de marcharse de la sala de prensa del Congreso. EFE