Madrid, 21 ene (EFE).- Save the Children ha pedido a la Comunidad de Madrid que investigue qué ha fallado en el posible caso de acoso escolar de Diego, un alumno madrileño de 11 años que se quitó la vida el pasado octubre.

Los padres del menor, que era alumno del colegio Nuestra Señora de los Ángeles de Villaverde, han dado a conocer esta semana una carta que el chico dejó antes de suicidarse en la que explicaba que no quería ir al colegio.

"Ningún niño debe encontrarse en un contexto de violencia, y menos aún ser víctima de ella. Y de serlo, debe tener la seguridad de que su entorno más cercano y la sociedad en su conjunto van a acudir a su defensa y protección, venga esa violencia de donde venga", señala el director general de Save the Children, Andrés Conde.

En un comunicado, Save the Children insta a la Comunidad de Madrid a investigar en qué han fallado las instituciones educativas a la hora de identificar el motivo por el que Diego no quería ir al colegio.

La organización reclama que, si ha habido un fallo en los mecanismos de detección, en los protocolos de actuación o en la falta de formación de los agentes implicados, se tomen las medidas adecuadas para evitar nuevos casos de violencia contra la infancia.

Además, sugiere al Gobierno que elabore una Estrategia Integral de Violencia contra la Infancia, articulada en torno a una Ley Orgánica de Violencia contra la Infancia, que trate todos los tipos de violencia que sufren los niños desde una perspectiva multisectorial y contenga medidas de prevención, detección temprana, intervención y protección.

El acoso escolar es un tipo de violencia que se ejerce entre iguales y que tiene la particularidad de que durante mucho tiempo ha sido socialmente tolerado.

Save the Children apunta que muchos profesionales de los centros escolares no tienen una formación específica en acoso escolar, y desconocen los síntomas que éste provoca (transtornos psicosomáticos y cambios de actitud). EFE