Javier Herrero.

Madrid, 22 nov (EFE).- Alejandra Fierro Eleta es muchas cosas, entre ellas una "mecenas" enamorada de la música latina que eligió la radio "como proyecto de vida" y que decidió inventarse la suya, Radio Gladys Palmera, una vanguardista emisora "on-line" para disfrutarla "con calma y sin cortes" por la que acaba de recibir un premio Ondas.

"Es una de las noticias más dulces de la historia de esta emisora", destaca a Efe, antes de vaticinar que, aunque el proyecto no ha conseguido ser rentable de momento, "lo vamos a conseguir en breve y el premio nos va a servir como sello de calidad".

Heredera de una estirpe de banqueros y sobrina del autor del bolero "Historia de un amor", presume Fierro de que de niña solía veranear con Olga Guillot y Lucho Gatica, dejando claro enseguida por cuál de las dos vías familiares prefirió encaminar sus pasos.

"Los bancos para los bancos. Yo me puse Gladys Palmera, que es el nombre de todas las divas caribeñas, y construí un personaje aparte. Voy haciendo mi camino y cuento con mis posibilidades", precisa.

De niña ya se dedicaba a unir walkie-talkies en serie para captar radioaficionados. De hecho, presume de tener el número "doscientos y pico" de la Unión de Radioaficionados Españoles (URE).

Fue hace casi 30 años cuando inició en una pequeña emisora de Madrid un programa llamado "Sabrosura" bajo el alias de Gladys Palmera , antes de pasar por COPE y, finalmente, de arrancar en la FM de Barcelona, y bajo la condición de "radio tolerada no comercial", lo que hoy es su gran motivo de orgullo. "La radio es el proyecto de mi vida y quise inventarme la mía", cuenta.

Corría el año 1999 y ya entonces, en la prehistoria de internet, decidieron impulsar paralelamente una página web.

"En 2010 tomé la decisión con bastante atrevimiento de emitir solo por internet. Mi principal obsesión fue ofrecer una experiencia diferente y un concepto basado en degustar la música con calma y sin cortes", apunta.

La decisión, reconoce, llegó motivada por una cuestión presupuestaria: el dinero no daba ya para el alquiler mensual de la frecuencia.

"Me he vuelto loca con el tema de la publicidad, porque hubo años malísimos en los que nadie daba nada por una radio on-line. Gracias a mi empeño durante tantísimos años y a mi aporte económico hemos podido subsistir", reconoce.

Amante de los vinilos de música afrocubana de los años 50 y 60, posee una vastísima colección musical de artistas latinos, compuesta por unos 80.000 discos "que no se van a encontrar en ninguna parte del mundo", fruto de una labor que le ha llevado años.

Por cosas así, esta melómana enamorada del "lado romántico de la música" dice sentirse una "mecenas cultural" que, además de Radio Gladys Palmera, prepara una web para enseñar su ingente colección y desarrolla diversas labores filantrópicas, entre ellas, una escuela de ritmo en Panamá con niños "de un pueblo muy perdido" en el Caribe atlántico.

Será el próximo martes cuando Fierro Eleta recoja el galardón que les distingue a ella y a su equipo como la mejor plataforma de radio en internet, con 15 programas de autor en parrilla a cargo de gente como Martirio o Diego A. Manrique.

"Gente que viva entregada a esto, calidad y mucha pasión" son los ingredientes que, a su juicio, tiene que tener un espacio de su emisora, de la que quiere hacer "un ejemplo para hacer radio de calidad" que abra el oído al público "con cosas maravillosas que se están haciendo y que no tienen salida en ninguna radio comercial".

¿Qué opina del reggeatón una amante de la música latina como ella? "No es por menospreciarlo, porque yo no menosprecio nada, pero hay músicas que perduran en el tiempo y otras que no lo hacen, y yo diría que el reggaetón no lo va a hacer", apostilla. EFE

jhv/jdm