Guatemala, 5 oct (EFE).- Varias entidades presentaron hoy en Guatemala un nuevo modelo de construcción de viviendas sostenibles a base de paneles de trigo que puede construirse incluso en tres días.

Las viviendas tipo EBLA, un modelo instalado este lunes en Ciudad Cayalá, están fabricadas con paneles de trigo comprimido y acero galvanizado con una tecnología desarrollada hace más de 40 años y que está diseñada para soportar terremotos, ciclones y huracanes.

Esta nueva alternativa tiene como objetivo responder "de forma rápida" a la falta de empleo y al déficit residencial, que en Guatemala asciende a 1,6 viviendas.

El proyecto fue dado a conocer hoy durante la celebración del Día Mundial del Hábitat por entidades como Empower Business Latin America (EBLA) y organizaciones como la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), Techo para mi país, Grey Work, International Green Structures (IGS), Grupo Cayalá y The Jack Brewer Foundation, entre otras.

El director de recuperación de la Conred, Walter Monroy, dijo que las necesidades de Guatemala "merecen este tipo de esfuerzos".

Guatemala está considerada por organismos internacionales como uno de los países más vulnerables a catástrofes naturales como volcanes, terremotos o inundaciones.

La última tragedia ocurrió el pasado jueves cuando un alud arrasó un asentamiento en El Cambray II, en el municipio capitalino de Santa Catarina Pinula, y causó al menos 152 muertos y más de 300 desaparecidos.

El vicepresidente de operaciones de International Green Structures, Joe Bittner, expresó su alegría porque este proyecto es una de las mejores prácticas que realizó a lo largo de su carrera.

"Ser capaz de transferir nuestra tecnología de construcción verde ha sido muy gratificante para mí. El pueblo de Guatemala tiene mucho por delante y estamos comprometidos a proporcionar viviendas asequible y sostenibles para este país", afirmó.

La gerente general de EBLA, Mildred Espinoza, destacó la importancia de ofrecer a las familias su participación en la construcción de su vivienda, lo que les permitirá tener una vida más digna. EFE