Bogotá, 1 oct (EFE).- La autoridad ambiental de Colombia ordenó hoy la suspensión del Plan Ambiental que permitía la aspersión aérea del herbicida glifosato con el que se combatían los cultivos ilícitos de coca, informaron hoy fuentes oficiales.

La medida la tomó la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) a través de la resolución 1214 del 30 de septiembre de este año, informó el organismo en un comunicado.

En mayo pasado, el Consejo Nacional de Estupefacientes determinó la suspensión del uso del glifosato en las fumigaciones de cultivos ilícitos.

A su vez, esa decisión cumplía con una orden de la Corte Constitucional de suspender el uso del glifosato bajo el principio de precaución.

La decisión de suspender el uso del glifosato se hace efectiva a partir de que la Anla revocara o suspendiera el plan de desarrollo ambiental que cobijaba o permite la aspersión con glifosato, explicó en su momento el ministro colombiano de Justicia, Yesid Reyes.

La ANLA detalla que la razón principal de la decisión tiene que ver con que el herbicida fue incluido en el "Grupo 2A de Clasificación de Carcinogenicidad", que significa que es "probablemente carcinogénico para humanos", según la Agencia Internacional para la Investigación de Cáncer.

Por su lado, el director de la Policía de Colombia, general Rodolfo Palomino, dijo en declaraciones al periódico El Tiempo que aplicarán a mano el glifosato a las matas de coca y anunció que ya hay cuerpos de la institución que se entrenan en esa nueva estrategia, y que el objetivo es capacitar a los grupos móviles de erradicación.

Hace dos semanas el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció un nuevo plan antidroga para que antes de que acabe este año se comiencen a sustituir los cultivos ilícitos del país, que según las Naciones Unidas se incrementaron un 44 % en 2014, al pasar de 48.000 a 69.000 hectáreas.

El plan, denominado "Estrategia Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos" concentrará la erradicación en los departamentos con mayor producción del país, Putumayo y Nariño, "donde hay unas 26.000 familias productoras de coca".

Durante 2014, la superficie cultivada con coca en Colombia creció un 44 % y la producción potencial de cocaína se incrementó un 52 % al pasar de 290 toneladas métricas a 442, lo que rompe la tendencia estable que se mantuvo en los años 2012 y 2013. EFE