Madrid, 29 sep (EFE).- La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha puesto hoy en marcha la segunda compra colectiva de telefonía móvil que permitirá a quienes quieran cambiar de compañía y terminal ahorrar una media de 180 euros.

En un comunicado, la OCU ha subrayado que el objetivo, al igual que en la primera subasta, es que los consumidores puedan ahorrar en su factura de teléfono móvil, mediante una subasta de tarifa de voz y datos a la que todas a las compañías están invitadas a participar.

El año pasado, más de 100.000 consumidores se mostraron interesados en la iniciativa promovida por la OCU de la que finalmente resultó ganadora la compañía Masmovil.

En esa edición, el ahorro medio obtenido por los inscritos fue de 105 euros respecto de las tarifas más baratas, si bien en comparación con las grandes operadoras los ahorros fueron aún mayores.

Esta compra colectiva incorpora la posibilidad de adquirir un terminal smartphone. Para ello, la OCU ha realizado una selección de los terminales que mejores valoraciones obtienen en sus análisis comparativos y va a negociar condiciones ventajosas para aquellos que se inscriban en esta iniciativa.

La OCU calcula que el ahorro puede rondar los 180 euros para aquellos consumidores que se quieran cambiar de compañía y terminal.

La inscripción a esta iniciativa comienza hoy y finaliza el próximo 31 de octubre y, hasta entonces, los interesados podrán inscribirse en la compra colectiva a través de la web www.quieropagarmenosmovil.org.

A partir de esa fecha, se celebrará una subasta entre todas las compañías, tanto aquellas que poseen red propia, como operadores móviles virtuales que están invitadas a participar en esta iniciativa, y el 15 de octubre se conocerá también el listado de dispositivos smartphone.

La OCU destaca que una de las ventajas de inscribirse en esta compra colectiva es la posibilidad de comparar su tarifa actual con las mejores del mercado, ya que una "auditoría" de tarifa permitirá a los consumidores comprobar si lo que pagan por su teléfono es mucho o poco en comparación con el resto de tarifas vigentes.

Recuerda que cuantos más consumidores se inscriban, mejores serán las condiciones obtenidas para todos los usuarios.

La compra colectiva está abierta a todos los consumidores y la inscripción es gratuita y sin compromiso.

Una vez declarada la oferta ganadora el consumidor decide si acepta o no la misma en función del ahorro individual que obtenga.

Hasta la fecha más de un millón de familias se han inscrito en las diversas compras colectivas que la OCU ha puesto en marcha en sectores como la electricidad, los carburantes o la telefonía. EFE