Madrid, 21 sep (EFE).- Mingote y sus Quijotes vuelven a cabalgar juntos en una exposición de dibujos originales sobre la obra cervantina que acoge desde hoy la Fundación Diario Madrid, una muestra con la que, en palabras de la viuda del dibujante y escritor, Isabel Vigiola, "Antonio se sentiría muy feliz".

Un total de 135, de los más de 600 dibujos que Antonio Mingote hizo para el ilustrar "Don Quijote de la Mancha" con motivo del cuarto centenario de la publicación de la segunda parte de "El Quijote" (2005), son los que hasta el próximo 4 de octubre se podrán contemplar y disfrutar en la sede de esta fundación madrileña.

Un lugar donde amigos del dibujante, miembros de la Fundación General de la Universidad de Alcalá y de la Fundación Diario Madrid o políticos como Esperanza Aguirre han escuchado a Vigiola recordar cómo su marido se negó a "vender" los 600 dibujos, a pesar de las diferentes ofertas que recibió en España y en otros países.

Vigiola también ha compartido con los asistentes que aún tiene en su casa la colección de Quijotes ilustrados por Picasso, Dalí o Antonio Saura: "Antonio conservaba estos ejemplares, porque tenía a 'El Quijote' como su libro de cabecera, y hay poca gente que lo haya entendido y leído como lo hizo él".

Y es que, como ha dicho, Mingote (1919-2012) sentía admiración por la obra de Cervantes desde "pequeño", por lo que lo ha calificado de "enamorado" de don Quijote y Sancho Panza.

Pero ha sido durante la intervención de su amigo y compañero Antonio Fraguas, Forges, cuando el dibujante ha estado más presente al dirigirse a él mirando al cielo y en primera persona.

"¡Antonio, por fin lo hemos logrado! Te acuerdas cuando hablábamos en el Retiro de aquella cosa que era la posibilidad de colorear los colores sin manchar para que nuestras esposas no nos regañaran de poner todo de porquería colorística, pues ya existe", le ha informado a Mingote Forges.

Aunque, si hay algo que le ha querido decir con más fuerza, es que en "este momento en España" el grupo de amigos, compañeros y "discípulos de toda la vida", es decir, los humoristas españoles gráficos, "nuestros socios catalanes y del resto de España", siguen siendo "tan amigos" como él les enseñó.

"Espero que ahí arriba sigas volando y dando aletazos", ha dicho Forges.

La exposición, en cuya apertura han estado presentes periodistas como Fernando Ónega o Miguel Ángel Gozalo, está organizada por el Instituto Quevedo del Humor, de la Fundación General de la Universidad de Alcalá, del que Mingote es presidente honorífico perpetuo, en colaboración con el Ayuntamiento de Alcalá y la Fundación Diario Madrid. EFE