Cádiz, 8 sep (EFE).- España participará en el ejercicio Trident Juncture 2015, el más importante de los realizados por la OTAN en la última década, con cerca de 8.000 efectivos, de los que la Armada aportará 2.650 militares con trece buques y doce aeronaves.

Durante la presentación del ejercicio, a bordo del buque Castilla atracado en la Base Naval de Rota (Cádiz), Antonio Martorell, comandante del Grupo 2 de Acción Naval, ha destacado que para el municipio de Barbate, donde se encuentra el Campo de Adiestramiento del Retín, "no va a tener más implicaciones que las que se generan en otras épocas del año" y ha asegurado que no esperan "ninguna implicación fuera de las habituales" para la comunidad pesquera.

El Trident Juncture 2015, que movilizará más de 30.000 efectivos de 30 naciones distintas, había despertado la oposición de buena parte de la población de Barbate, que incluso ha realizado una movilización en su contra, y de la Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras.

Las actuaciones se desarrollarán en 16 escenarios distribuidos entre España, Italia y Portugal. De los 30.000 efectivos participantes, cerca de 20.000 se desplegarán en ocho ubicaciones españolas repartidas en las provincias de Zaragoza, Albacete, Palma de Mallorca, Madrid, Almería y Cádiz.

En concreto en el Retín se situarán fuerzas anfibias holandesas a las que se va a atacar, como fuerza oponente, con lanchas neumáticas. Dentro de la provincia de Cádiz habrá una pequeña dotación más en la Base Naval de Puntales, en la capital, y un "operativo importante" en la Base Naval roteña.

Dentro de Andalucía también habrá un desembarco en el puerto de Almería, desde donde partirán las fuerzas británicas hacia los campos de Maniobras y Tiro Álvarez de Sotomayor.

Para Martorell es importante que este ejercicio de "gran envergadura" se desarrolle en las costas del océano Atlántico y mar Mediterráneo "por los problemas a los que los aliados se están enfrentando en los últimos tiempos" y responde a "un montón de iniciativas de presión de los países del flanco sur".

El comandante también ha destacado como dato positivo que de aquí hasta el desarrollo del ejercicio, que está dividido en dos etapas, una dedicada al puesto de mando del 3 al 16 de octubre y otra de ejercicio real del 21 de octubre al 6 de noviembre, varias naciones solicitarán escalas en los puertos implicados.

Como ejemplo, ha citado que los holandeses entrarán en el Puerto de Cádiz, con los correspondientes ingresos económicos que esto genere.

Este ejercicio de alta visibilidad de la OTAN está orientado a certificar la plena capacidad operativa de la Fuerza de Respuesta (NRF) cuyo componente terrestre liderará España en 2016, prepararse para los conflictos y crisis del siglo XXI, mostrar las capacidades de la OTAN para hacer frente a cualquier ataque de los países de la Alianza así como incrementar y mejorar la interoperabilidad de las Fuerzas Aliadas.

Durante su desarrollo se van a tratar "áreas de ciberdefensa" aplicados a supuestos en los que es necesario el uso de nuevas tecnologías. También por primera vez una unidad reciente de aviones americanos embarcará en el Juan Carlos I y participará en un ejercicio real.

En toda la fase de ejercicio real se llevarán a cabo operaciones de ofensiva terrestre, desembarcos anfibios, lanzamientos de paracaidistas, acciones en ambiente urbano y operaciones de fuerzas de operaciones especiales, según ha informado la Armada Española. EFE

1011366

pgu/vg/ram