Moraña (Pontevedra), 31 jul (EFE).- El Ayuntamiento de Moraña (Pontevedra) decretará esta tarde en un pleno extraordinario tres días de luto tras la muerte de dos niñas menores a manos de su padre, que la según Subdelegación del Gobierno, ha tratado de suicidarse posteriormente.

Así lo ha avanzado la alcaldesa de Moraña, María Luisa Piñeiro, quien a duras penas podía contener la emoción, ya que conocía personalmente a los padres de las menores.

Fuentes oficiales han confirmado a Efe que no constaban denuncias previas por violencia de género, en cuyo ámbito la Delegación del Gobierno circunscribe este caso al haber menores de edad implicadas.

El presunto autor del parricidio tenía que entregar a las dos pequeñas mañana a su madre, Rocío V., de la que se encuentra divorciado, han señalado fuentes de la investigación, que han indicado que él quiso quitarse la vida cortándose el cuello.

La Guardia Civil lo encontró encerrado en el baño cuando se presentó en el domicilio donde las menores podrían haber muerto degolladas con una radial, según fuentes próximas al caso.

El hombre ha sido conducido al hospital de Montecelo, después de su tentativa frustrada de suicidio, y ante su vivienda hay desplegado un amplio cordón policial, con rígidas medidas de seguridad.

De la instrucción se encargará el juzgado número uno de Caldas, que es el que está de guardia, ha informado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG).

Las crías vivían con su madre en el centro urbano de Moraña, en Santa Lucía, y se encontraban a tres kilómetros, en O Casal, donde tenía su residencia el padre, que regenta una inmobiliaria en Caldas de Reis, junto a su hermana.

El suceso ha conmocionado a este pequeño pueblo. EFE

1011136 1011394

jmr-vt-obb/am/agc