Roma, 22 jul (EFE).- El director de escena francés Bartabas presentó hoy en Roma "Gólgota", espectáculo ideado junto al coreógrafo sevillano Andrés Marín en el que el arte ecuestre se mezcla con el flamenco y la música renacentista.

"Gólgota" narra el encuentro entre un misterioso caballero y su compañero de camino, aunque los actores más especiales son cuatros caballos y un asno, que interactúan con Bartabas, maestro ecuestre, y con el bailaor español.

La primera función de esta producción, que ya se mostró en París y Turín en 2014, será el 23 de julio y estará en escena en el Teatro Costanzi de Roma hasta el día 27, en ocasión de la nueva sección "Extra" de la temporada de verano de la Ópera romana.

Esta última creación de Bartabas (nombre artístico de Clément Marty) es un "proyecto más personal que los anteriores realizados en espacios abiertos, ya que ahora le interesa acercar sus espectáculos a "salas de teatro, donde nadie se espera encontrar un caballo", explicó durante la presentación.

Bartabas es el inventor de un nuevo tipo de escenografía, denominada "teatro ecuestre", que busca, según dijo, entender "la relación entre caballo y hombre", y buscar "qué pueden crear juntos".

Para él, el caballo es "un espejo que revela aquello que somos capaces de dar", y el trabajo de su compañía "Zingaro" es encontrar un "vocabulario común" entre el animal y el hombre, para después "crear una gramática", y finalmente "poder crear poesía".

Bartabas se declaró además un enamorado de la cultura española y la música flamenca, y dijo durante la presentación que con esta obra pretende volver "a los orígenes del flamenco", gracias al uso evocador de instrumentos antecesores de la guitarra española.

También explicó que con este espectáculo busca indagar en su "obsesión, la ritualidad del teatro".

Según Bartabas, "el primer espectáculo teatral creado por el hombre es el ritual religioso", por lo que España con sus tradiciones le ha ayudado a ejemplificarlo, y junto con el coreógrafo español ha estado estudiando "las procesiones y las misas".

El montaje del espectáculo está basado en el contraste de luces que recuerdan a Zurbarán, El Greco o Caravaggio, de los que Bartabas se declaró gran admirador, y la música litúrgica del compositor renacentista español Tomás Luis de Victoria (1548-1611).

La decisión de usar la música de De Victoria proviene de la inspiración que le provocó "la música gregoriana a una sola voz" que, según el artista, expresa "gran soledad", y es interpretada por el contratenor Christophe Baska.

Su compañero de escena y co-coreógrafo Marín fue ganador del premio "El momento mágico" en la Bienal de Flamenco de Sevilla en 2010 por el espectáculo " La pasión según se mire", y es un renovador del arte del flamenco con un estilo que mezcla estética contemporánea con tradición.

Su última creación antes de "Gólgota" fue "Tuétano" en 2012, en el que sus coreografías se unían a la poesía de Antonin Artaud y que se presentó en la Bienal de Flamenco de Sevilla 2012 y en el Festival de Danza de Montpellier. EFE