Madrid, 18 jul (EFE).- Mario López, jugador de Ademar León de balonmano, permanecerá entre seis y siete meses de baja tras ser operado hoy con éxito en Madrid de la rodilla derecha, y se perderá el Mundial júnior de Brasil.

El jugador leonés, de 20 años, presentaba una "rotura de la plastia del ligamento cruzado anterior, una rotura radial del menisco externo y una desinserción del cuerno posterior del menisco externo", de la que ha sido operado por los doctores Manuel Leyes, César Flores y Eulogio Martín en la Clínica CEMTRO de Madrid.

El lateral estará de baja un tiempo estimado de entre "seis y siete meses", según afirman los cirujanos.

El jugador ya fue operado de esta lesión hace más de medio año, pero su rodilla se volvió a resentir la semana pasada en un entrenamiento con la selección nacional júnior.

"Casi 8 meses después de mi primera operación, vuelve a pasar. Por unas causas o por otras, el ligamento quedó demasiado laxo y no tenía la fuerza para funcionar como debía. Ésta fue la causa de que ayer durante el entrenamiento y al realizar un cambio de dirección mi rodilla fallase y se retorciese", explicó Mario López en su Instagram oficial (mariolopez_3).

La cirugía, de una duración aproximada de dos horas, ha consistido en "la ligamentoplastia del ligamento cruzado anterior del tipo HTH (hueso-tendón-hueso), la reinserción del cuerno posterior del menisco externo, una mínima menisectomía del cuerpo del menisco externo, y una plastia extra-articular tipo Lemaire modificada", explican los doctores Leyes, Flores y Martín Buenadicha.

López permanecerá ingresado en la Clínica CEMTRO hasta el domingo, llevará una "férula posterior en la rodilla derecha y no podrá apoyar la articulación durante las primeras cuatro semanas. La rehabilitación la comenzará a las dos semanas", según el doctor Flores.

Debido a la gravedad de la lesión, López se perderá el próximo Campeonato Mundial Júnior de balonmano, que celebra su vigésima edición en Brasil.

"Lo peor sin ninguna duda ha sido tener que despedirme de estos pedazo de cracks (sus compañeros de selección) que están en la foto conmigo y asumir que no podré disfrutar de nuestro último año de Júnior junto a ellos. De estos años me llevo grandísimos recuerdos y una gran amistad con cada uno de vosotros. Os deseo lo mejor en Brasil y ojalá volváis con un metal colgado del cuello. Contad con que estaré esperándoos para celebrarlo", escribió Mario López en su Instagram. EFE