Madrid, 16 jul (EFE).- El Pleno del Senado ha aprobado hoy una declaración institucional para mostrar su "más absoluto" rechazo a la violencia ejercida sobre mujeres y niños, su solidaridad con las víctimas de violencia machista y ha abogado porque se aporten los medios suficientes para continuar luchando contra esta lacra.

La cámara alta ha pactado esta declaración tras el asesinato el pasado viernes en La Palma de una joven de 27 años, que falleció a consecuencia de las quemaduras sufridas tras ser rociada con gasolina por su exnovio, y de la muerte ayer en Mollina (Málaga) de una mujer de 60 años tras ser apuñalada por su expareja.

Para los senadores, que han recordado a las 22 víctimas mortales que esta lacra se ha cobrado en lo que va de año, las medidas adoptadas desde todos los ámbitos y el rechazo de la sociedad a la violencia machista "van progresivamente dando como resultado una disminución de víctimas".

No obstante, sostienen, que una sola víctima ya justificaría que se consideren insuficientes todas y cada una de las actuaciones que se realizan desde el ámbito político, social y legal.

"El Senado no puede permanecer ajeno a esta realidad que sigue dejando sin madres a los niños y menores a su cargo, a quienes la violencia de género afecta también de manera singular", señala la declaración.

Por ello, reclama que desde las instituciones se continúe luchando contra esta lacra, aportando medios suficientes, incidiendo en el ámbito educativo y promoviendo la idea de que entre toda la sociedad, instituciones y agentes sociales, "se vence y acaba con el drama que supone la violencia de género".

La cámara solicita que se fomenten políticas destinadas a promover la igualdad, educar en el respeto, pero también "al auxilio ante situaciones perseguibles, mediante la denuncia cuando sea necesario de las mismas y a que las víctimas y sus allegados cuenten con los medios precisos para salir de situaciones de riesgo".

Y por último, insta a todos los grupos políticos a impulsar acuerdos con el fin de que exista una eficaz protección, prevención y lucha contra la violencia machista, con los medios y las medidas que sean necesarios. EFE