Melilla, 22 jun (EFE).- Un abogado español del Comité René Cassin ha presentado una comunicación ante el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD) de la ONU en el que denuncia la "discriminación directa" que, afirma, comete España con los inmigrantes subsaharianos al impedirles ejercer su derecho al asilo.

El escrito, al que ha tenido acceso Efe, está firmado por el letrado Alberto J. Revuelta, que acusa a España de "violación del derecho a la no discriminación por motivos de raza e incumplimiento de las obligaciones derivadas de la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, en vigor desde 1969.

El abogado presenta este escrito en representación del inmigrante maliense Abdoulaye Mara, que intentó entrar de forma irregular a Melilla el 11 de marzo de este año con la intención de pedir asilo, como así lo manifestó mientras estuvo encaramado a la valla, pero finalmente fue entregado a las autoridades marroquíes. Actualmente, según la denuncia, se encuentra en Tetuán.

El letrado asegura que los inmigrantes subsaharianos no tienen acceso a las nuevas oficinas de asilo inauguradas por el Ministerio del Interior en marzo y "su única alternativa es la entrada ilegal a Europa", al contrario de lo que ocurre con los ciudadanos sirios, de los que dice que cada día acceden unos 50 por la frontera para pedir asilo.

El Comité René Cassin, asociación sin ánimo de lucro que presta asistencia jurídica en defensa de los derechos fundamentales, denuncia que "los rechazos en frontera se aplican sin atender a posibles solicitudes de asilo" y existe "un trato excluyente, diferencial e injustificado en contra del ciudadano maliense".

Por ello, concluye que el Gobierno español "incurre en una discriminación directa" que en este caso concreto "no sólo conlleva el menoscabo del derecho de asilo y tutela judicial, sino también acarrea una lesión del derecho a la dignidad humana y la integridad de la persona", dado que tras su entrega a las autoridades marroquíes, le "infligieron tratos degradantes". EFE

1010833