Madrid, 17 jun (EFECOM).- El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha defendido hoy que el sistema de interrumpibilidad -por el que se paga a determinadas industrias por estar dispuestas a desconectarse del sistema cuando este lo necesita- "es una herramienta de gestión de la demanda eléctrica" y no "del empleo".

De esta manera, Soria ha respondido en el Pleno del Congreso de los Diputados a la diputada socialista Mariví Monteserín, quien le había instado a resolver el "problema" que la interrumpibilidad supone para la industria, con el objetivo de que esta "gane peso y contribuya a crear empleo".

Los pagos por interrumpibilidad antes se asignaban "administrativamente", como ha explicado Soria, pero desde el pasado año se conceden mediante una subasta, por la que los distintos lotes van a parar a las industrias que realizan pujas más competitivas.

Esto generó cierta polémica porque algunas grandes industrias que tradicionalmente habían disfrutado de esta retribución no lograron entrar en la primera fase de la puja, por lo que amenazaron con cerrar sus plantas.

Finalmente, se realizó una segunda fase para asignar los lotes que no se habían adjudicado e Industria planteó que la subasta para el próximo año se realizaría con más tiempo, antes del verano.

Así, Monteserín ha exigido a Soria que aclare si se celebrará una subasta en las próximas semanas y cuál será su horizonte temporal, la potencia que adjudicará y la dotación presupuestada, cuestiones que el ministro no ha respondido.

En su lugar, Soria ha defendido que para crear empleo "hay que hacer política económica", como la llevada a cabo por el Gobierno y en la que se incluye una reforma energética que ha cambiado el modelo de asignación de interrumpibilidad para establecer "un mecanismo competitivo al que pueden presentarse todas las empresas electrointensivas". EFECOM