San Sebastián, 13 jun (EFE).- Eneko Goia, cabeza de lista del PNV, ha sido elegido hoy alcalde de San Sebastián por mayoría simple, ya que solo ha obtenido el apoyo de los nueve ediles de su formación y los siete del PSE-EE han votado en blanco.

Como estaba previsto después de que el PNV y el PSE alcanzaran ayer un acuerdo para los consistorios en los que la lista más votada sea de alguno de estos partidos, los concejales socialistas han facilitado con el voto en blanco el nombramiento de Goia como sexto alcalde de la democracia en la capital guipuzcoana.

En el pleno celebrado en San Sebastián, uno de los más madrugadores de España ya que ha comenzado a las 9.00 horas, Goia ha contado con los votos de los nueve concejales jeltzales, de los 27 que integran la corporación y que han depositado sus votos en una urna.

Al no haber obtenido la mayoría absoluta, ya que los seis concejales de EH Bildu han votado en blanco y los tres del PP y los dos de la coalición Irabazi ( integrada por Ezker Anitza, Equo y Alternativa Republicana e independientes), han apoyado a sus respectivas candidatas, Miren Albistur y Amaia Martin, respectivamente, Goia ha sido elegido alcalde por ser el cabeza de la lista más votada.

Albistur ha señalado que ha decidido presentar su candidatura porque el PNV y el PSE en Vitoria "no han dudado en aceptar los votos de EH Bildu, una coalición que no ha condenado los asesinatos de ETA", para desalojar a Javier Maroto del gobierno municipal.

El PNV, que hace cuatro años respetó la lista más votada, se ha sumado ahora a EH Bildu para no respetarla en la capital alavesa, ha indicado.

Una vez elegido, Goia ha recogido el bastón de mando de manos su antecesor, Juan Karlos Izagirre, de EH Bildu, quien anunció su retirada de la primera línea de la política tras el varapalo que su formación sufrió en los comicios del 24 de mayo, al pasar de primera a tercera fuerza y quedar con 6 puestos.

Las primeras palabras de Goia como alcalde ante un abarrotado salón de plenos en el que estaba también Odón Elorza, quien dirigió la ciudad durante 20 años, han remarcado que será el alcalde de "todos los donostiarras".

El reto "inmediato" en su gestión será la Capitalidad Cultural 2016, una "oportunidad que no va a dejar escapar" que supone un proyecto "plural", "unificador" y "en el que debe haber sitio para todos".

También ha asegurado que trabajará para construir una ciudad "próspera en la que todos puedan desarrollar su proyecto de vida con dignidad".

Goia ha incidido en su compromiso por la paz y la convivencia, ya que "queda mucho por hacer".

"El respeto a los derechos humanos es la base sobre la que se debe construir la convivencia y junto a ello el diálogo debe ser un instrumento, con la memoria como antídoto y vacuna de lo que nunca debe volver a suceder", ha concluido Goia.

En declaraciones a los periodistas una vez finalizado el pleno, Gasco ha explicado que en San Sebastián todavía no está formalizado el acuerdo con el PNV, pero ha asegurado que está dispuesto a "buscar ese entendimiento" en conversaciones que se prolongarán a lo largo de la semana.

Gasco ha señalado que el PSE "o está en un gobierno de coalición o no está" y ha señalado que, "hay muchos puntos de coincidencia" pero es el alcalde el que debe de dar los pasos para que ese "gran acuerdo" se lleve adelante con el objetivo de "sacar adelante los grandes proyectos estratégicos de la ciudad".

"Lo lógico es hacer un gobierno equilibrado y respetuoso" entre PNV y PSE.EFE

mz/rh/mcm