México, 5 jun (EFE).- Un total de 83,5 millones de mexicanos están convocados a las urnas el domingo para decidir quiénes serán sus diputados durante los próximos tres años en una jornada en la que se elegirán 2.016 cargos, entre ellos los gobernadores de nueve estados.

Los ciudadanos tendrán diez horas para votar, entre las 08.00 hora local (13.00 GMT) y las 18.00 hora local (23.00 GMT) en la capital y gran parte del país. México tiene tres husos horarios, por lo que estados como Baja California (noroeste) cerrarán dos horas más tarde.

En total, el Instituto Nacional Electoral (INE), encargado de organizar los comicios en México, tiene planeado instalar 148.907 casillas en todo el país con el apoyo de 1,2 millones de ciudadanos que integrarán las mesas de votación.

Estos son los primeros comicios tras la reforma político-electoral promulgada a principios de 2014, por la que el Instituto Federal Electoral (IFE) se convirtió en INE, un órgano con mayores atribuciones.

En el proceso compiten diez formaciones políticas, tres de las cuales obtuvieron su registro el 9 de julio de 2014, el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) de Andrés Manuel López Obrador, Encuentro Social y el Partido Humanista.

El resto son el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD), Verde Ecologista de México (PVEM), del Trabajo (PT), Nueva Alianza y Movimiento Ciudadano. Para algunas candidaturas, estos partidos compiten en distintas coaliciones.

Dentro de los 2.016 cargos en juego este domingo están los 500 escaños de la Cámara de Diputados, de los cuales 300 se eligen por mayoría relativa y 200 por representación proporcional.

Un total de nueve estados elegirán también gobernador: Baja California Sur, Campeche, Colima, Guerrero, Michoacán, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí y Sonora.

En estos estados y en siete más (Distrito Federal, Guanajuato, Jalisco, México, Morelos, Tabasco y Yucatán) se elegirán a 887 alcaldes, incluidos los jefes de delegación del Distrito Federal, así como 600 diputados de los congresos locales.

En cuanto cierren los colegios de todo el país comenzará a funcionar desde las 20.00 hora local (01.00 GMT) el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), un sistema informativo sin efectos jurídicos sobre el flujo de resultados.

Asimismo, se pondrá en marcha un sistema de conteo rápido, un procedimiento estadístico diseñado con la finalidad de estimar con oportunidad las tendencias de los resultados finales de la elección a partir de una muestra probabilística de casillas.

Esto permitirá tener antes de las 23.00 hora local (16.00 GMT) una idea clara de qué porcentaje obtiene cada partido, qué formación logra el mínimo del 3 % de votos requerido para conservar su registro y cómo queda conformada la Cámara de Diputados.

El día 10 arranca el cómputo distrital, que es un procedimiento establecido en la ley que consiste en la suma de los votos que depositaron los ciudadanos en las urnas, registrados en las actas de cada una de las casillas para obtener los resultados definitivos de la elección.

Este proceso será seguido por unos 500 observadores extranjeros y 5.000 mexicanos. Entre ellos una misión de la Organización de los Estados Americanos (OEA), compuesta por 60 expertos y observadores de 22 países y encabezada por la expresidenta de Costa Rica (2010-2014) Laura Chinchilla. EFE