Madrid, 8 may (EFE).- El expresidente del Gobierno Felipe González ha advertido hoy de la "dificultad para la gobernanza" que supondrá el nuevo arco político "a la italiana" que surgirá de las próxima elecciones generales: "Será un arco político a la italiana, pero nos faltarán italianos para gestionarlo", ha lamentado.

Tras reconocer que España vive una "sensación de pulsión de cambio" que le "cuesta aceptar", González ha abogado, no obstante, por no tener "miedo" a un nuevo mapa político y ha llamado a votar con libertad.

"Tenemos que acostumbrarnos: voten lo que quieran, sean libres, no tengan miedo de votar. Es verdad que podemos pasar por varios años de modelo a la italiana, pero no tengan miedo de votar", ha dicho a los presentes.

En un desayuno informativo en el que le ha presentado el también exlíder del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba, el expresidente ha defendido además, de cara a las generales, la necesidad de abrir las listas electorales para que "empiece a empoderarse seriamente a los ciudadanos".

Según ha explicado, para ello bastaría con una "pequeñísima reforma de la ley electoral", que permitiera a los electores "señalar en la lista el candidato que su partido presenta es de su preferencia o no", a fin de que los candidatos los "decidan los ciudadanos y no los partidos en un despacho". EFE

lr-edr/mlb