Tokio, 1 may (EFE).- Un trabajador falleció y 63 resultaron heridos en accidentes laborales en la central nuclear japonesa de Fukushima durante 2014, el doble que el año anterior, informó hoy el diario japonés Asahi.

Según la propietaria de la planta, Tokyo Electric Power Company (TEPCO), cerca de la mitad de los trabajadores lesionados durante el año fiscal de 2014, que en Japón finalizó el 31 de marzo, llevaban trabajando en la planta menos de seis meses, e indicó que la inexperiencia fue un factor clave en el incremento de accidentes.

La incapacidad de los trabajadores para aprender de sus experiencias y la imposibilidad de los empleados de visitar los lugares de trabajo las veces suficientes para supervisar las labores de descontaminación y otras tareas son otras de las razones a las que la compañía achacó al aumento de heridos.

En el mismo período del año anterior, el número de trabajadores lesionados ascendió a 32.

TEPCO aseguró mejorará los servicios de entrenamiento y los mecanismos de intercambio de información en la planta, según apunta el diario nipón.

Según la empresa, durante 2014 seis trabajadores sufrieron heridas serias que los mantuvo alejados de sus puestos de trabajo por lo menos 14 días, mientras que otros seis estuvieron de baja entre uno y 13 días por sus lesiones.

En total, 15 empleados se vieron afectados por golpes de calor, 13 sufrieron caídas o tropiezos, y otros 13 tuvieron accidentes con equipos de maquinaria y otros equipamientos.

El único empleado fallecido durante 2014 en la central fue un hombre de unos 50 años que cayó en un tanque de almacenamiento de agua el pasado 20 de enero mientras revisaba junto con otros dos empleados uno de los tanques de la planta de Fukushima Daichi.

Unas 7.000 personas trabajan a diario en las complicadas labores de desmantelamiento de la central, que tras ser golpeada por un terremoto y tsunami en marzo de 2011 causó la peor crisis nuclear de la historia desde la de Chernóbil (Ucrania) en 1986.

La mayoría de los trabajadores están vinculados laboralmente a hasta 800 subcontratas diferentes, lo que ha generado inquietud y críticas sobre sus condiciones laborales.

El pasado septiembre, cuatro trabajadores de la central nuclear presentaron una demanda contra a la propietaria de la planta para reclamar compensaciones económicas por la exposición a la radiación y las duras condiciones laborales. EFE