Bruselas, 29 abr (EFECOM).- La patronal europea BusinessEurope prevé un crecimiento del 1,9 % del PIB de la Unión Europea (UE) y del 1,6 % en la eurozona este año, dos y cuatro décimas, respectivamente, por encima de lo previsto en sus previsiones macroeconómicas de otoño.

La patronal, que elabora sus proyecciones en base a una encuesta efectuada a las federaciones miembros, considera en su informe de primavera que la recuperación se verá reforzada ligeramente en 2016 con un avance del 2,1 % del PIB en la UE y del 1,9 % en la zona del euro.

En el caso de España, BusinessEurope proyecta un avance del 2,8 % del PIB en 2015 y del 2,6 % en 2016.

Mientras, el desempleo permanecerá en niveles elevados al descender el paro solo de manera ligera este año: del 9,8 % al 9,5 % en el conjunto de la UE y del 11,3 % al 10,6 % en los diecinueve países del área de la moneda común.

En 2016 el desempleo bajará al 9 % en la UE y al 10,1 % en la zona del euro, permaneciendo elevadas diferencias por países.

En España, el desempleo descenderá al 22,1 % este año y al 20 % el próximo, según la patronal europea.

La inflación permanecerá baja en 2015, pero aumentará gradualmente hasta el 1,5 % en la UE y el 1,2 % en la eurozona el próximo año como consecuencia de precios de importación más altos y unos precios energéticos más estables.

La demanda doméstica debería reemplazar gradualmente las exportaciones netas como el principal motor de crecimiento y de la recuperación, sostiene BusinessEurope.

Entre señales de una creciente confianza del consumidor, la patronal europea prevé que el consumo privado aumente un 1,9 % en 2015, en tanto que las empresas han informado de la mayor demanda para financiación desde el comienzo de la crisis.

"Prevemos que la inversión crecerá un 2,8 % este año", señaló la patronal europea.

El director general de BusinessEurope, Markus Beyrer, afirmó que las previsiones de la patronal incluyen "dos señales positivas: Tenemos indicaciones de que los consumidores tienen ligeramente más confianza sobre su futuro, y las empresas buscan cada vez más dinero para financiar nuevas inversiones".

No obstante, la patronal europea "teme que el acceso a la financiación se convierta en un obstáculo cada vez mayor una vez la economía se acelere", señaló.

En opinión de la patronal, las mejores proyecciones se deben en gran medida a "circunstancias afortunadas, tales como el descenso en los precios del crudo y un euro más débil".

"Para mantener una recuperación más fuerte a largo plazo, Europa debe reducir los obstáculos estructurales a la inversión, la competitividad y el crecimiento", sostuvo Beyrer. EFECOM