Madrid, 10 de feb (EFECOM).- Ya son 250 las empresas en el mundo -50 en España- que han hecho balance del bien común, un modelo que mide intangibles como la dignidad humana, la responsabilidad social, la justicia, la democracia o la sostenibilidad ecológica; "en total, 1.750 compañías de 35 países apoyan este modelo ético".

Así lo ha explicado el impulsor de la "Economía del Bien Común" Christian Felber, quien ha participado en el evento que el Instituto Tomás Pascual Sanz (ITPS) celebra hoy con motivo de su VIII aniversario en el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de Madrid.

Austríaco de origen, Christian Felber es profesor de Economía Alternativa y uno de los principales teóricos de la "reprogramación del capitalismo", un modelo de economía de mercado ética que supone una palanca de cambio en los ámbitos económico, político y social.

A su juicio, "se debe tener en cuenta un balance del bien común en las empresas que mida otros valores diferentes a los monetarios", y que, además, sea vinculante y tenga el mismo tratamiento legal que el balance financiero, "porque si no, de poco sirve".

Felber ha apuntado que, en muchos casos, las empresas que precisamente "no quieren cambiar nada" desarrollan una herramienta de RSC (Responsabilidad Social Corporativa) como "herramienta de lavado de imagen".

El modelo ético que propone el experto debe, en su opinión, ser "obligatorio" y tener "consecuencias legales", que "en función de su resultado, la compañía pague más o menos impuestos o tenga más o menos privilegios como una mayor prioridad en la compra pública".

Para llevar a buen término este balance no financiero, Felber ha indicado que "las grandes empresas deben realizar una auditoría externa" y contar "con un ejército de consultores" para su cumplimiento, como sucede con los balances financieros.

Ha propuesto una evolución en el tiempo para la puesta en marcha de este modelo ético (cuatro fases) y acabar integrándolo en el contexto de las Naciones Unidas.

Para Felber, el "libre mercado puede sostenerse en valores ampliamente compartidos por la mayoría de la población como la honestidad, la empatía, la escucha, la cooperación, la solidaridad y la tolerancia".

En términos políticos, ha planteado que se "debería hacer una propuesta de una democracia compartida y encontrar un mecanismo de decisión con el cual haya el mayor grado de satisfacción para todos".

"Votar a un partido o a otro no es suficiente, son necesarias medidas más concretas que eviten, por ejemplo, la libre circulación de capital a paraísos fiscales", ha aseverado.

En el evento, según los organizadores, ha intervenido también el catedrático de economía Emilio Ontiveros, quien ha subrayado "la necesidad de que existan suficientes estímulos de la demanda para la reducción del desempleo' como verdadera prioridad para fortalecer las confianza de consumidores y de empresas".

El presidente del ITPS, Ricardo Martí Fluxá, ha señalado que quieren "hacer nuestra la misión de mejorar la calidad de vida de las personas a través de las actividades que tengan siempre la sensibilización de las sociedad para renovar valores que muchas veces tenemos tendencia a olvidar". EFECOM