Madrid, 31 ene (EFE).- Dolores González Ruiz, abogada y una de las cuatro personas que sobrevivieron al asesinato de los cinco abogados laboralistas ocurrido el 24 de enero de 1977 en la calle Atocha de Madrid, falleció ayer según han informado hoy a Efe fuentes de la Fundación Abogados de Atocha.

Dolores González Ruiz falleció ayer a los 69 años y se desconocen los motivos de la muerte por expreso deseo de su familia, según han hecho saber fuentes de la Fundación Abogados de Atocha, institución de la que González era presidenta de honor ya que su vida está ligada a este suceso, donde ella resultó herida y su marido, el abogado Javier Sahuquillo, falleció.

Así, González Ruiz, que aquella noche del 24 de enero de 1977 tenía 30 años, fue testigo del asesinato de cuatro abogados laboralistas y un sindicalista: Francisco Javier Sauquillo, Enrique Valdevira, Serafín Holgado, Luis Javier Benavides y Ángel Rodríguez Leal.

Junto a estas cuatro víctimas mortales, otras cinco resultaron heridas (entre las que estaba González) a manos de los ultraderechistas Carlos García Juliá, José Fernandez Cerrá y Fernando Lerdo de Tejada, todos ellos vinculados a Falange.

Los tres pistoleros actuaron a las órdenes de Francisco Albalejo, entonces secretario provincial del sindicato de transportes.

Un mes y medio de la matanza, que fue rápida y con disparos realizados a medio metro, fueron detenidos y comenzó un proceso judicial en el que comparecieron dirigentes de la extrema derecha como Blas Piñar, con el que algunos de los acusados mantenían amistad.

Fernández Cerrá y García Juliá fueron condenados a 193 años de cárcel cada uno de ellos, aunque consiguieron la libertad condicional catorce años después, mientras que Lerdo de Tejada no llegó a ser juzgado, ya que huyó de España en 1979 aprovechando un permiso penitenciario.

Los supervivientes Miguel Gil Mirabia, Dolores Gónzalez y Luis Ramos siguieron trabajando en asuntos relacionados con la abogacía, y Alejandro Ruiz dejó la profesión para trabajar en la Administración y escribir. EFE