Madrid, 27 ene (EFE).- La búsqueda de equilibrio entre seguridad y privacidad marcará el Día Europeo de Protección de Datos que se celebra mañana y que este año busca concienciar sobre el alcance para la intimidad personal de fenómenos como el "Big Data", "el internet de las cosas" o la vigilancia masiva en redes sociales.

La efeméride se celebra esta vez salpicada por el reciente atentado yihadista contra un semanario francés, que ha activado alertas entre los países sobre la posible necesidad de adoptar nuevas medidas de seguridad ciudadana, como aumentar el control de la información en redes sociales o registrar los datos de los pasajeros de avión.

Expertos consultados por EFEfuturo coinciden en que la seguridad ciudadana es básica, pero defienden que las operaciones de vigilancia de telecomunicaciones si son emprendidas vengan sustentadas por la decisión de un juez y no de forma arbitraria por gobiernos u otras entidades, y con garantías absolutas para la privacidad de los ciudadanos.

La celebración del Día de la Protección de Datos en Europa, que se remonta a 2006, viene impulsada por la Comisión Europea, el Consejo de Europa y las autoridades de Protección de Datos de los Estados miembros de la UE con el fin de promover el conocimiento de los derechos y responsabilidades de los ciudadanos en esta materia.

El presidente de la Asociación Profesional Española de Privacidad (APEP), Ricard Martínez, ha advertido hoy de que "las nuevas medidas que se pudieran adoptar en favor de la seguridad de los Estados" tras el atentado en Francia deberían ser "proporcionales" con la finalidad que se persiga y sujetas a "control" por parte de las entidades competentes.

"Si por ejemplo se decide rastrear una red social por motivo de seguridad ciudadana el juez habría de saberlo, y asimismo debería disponerse de un registro sobre lo que se esté haciendo para evitar posibles excesos policiales", ha añadido.

Hay que reflexionar sobre el necesario equilibrio de una sociedad que evoluciona a "marchas forzadas" en entornos de tratamientos masivos de datos que por supuesto, pueden ser muy beneficiosos desde el punto de vista económico, pero que exigen medidas para garantizar la privacidad de los ciudadanos, ha añadido.

También el presidente de la Asociación de Internautas (AI), Víctor Domingo, ha destacado hoy la necesidad de esa presencia obligada del juez tras las decisiones sobre medidas de vigilancia masiva que pudieran adoptarse en los estados con fines de seguridad ciudadana.

"Los jueces, y no los políticos, son los que tienen que velar por garantizar los derechos de la privacidad de las comunicaciones electrónicas y telemáticas a la hora de intervenir comunicaciones, porque es así como se sustenta el Estado de Derecho", ha destacado.

Ha recordado que el tema de la privacidad en internet está "en auge" tras las polémicas revelaciones de "los entresijos de la política de espionaje de Estados Unidos" manifestadas en su día por el ex agente de la CIA Edward Snowden.

El consenso global en aumento es que la vigilancia moderna "ha ido demasiado lejos y necesita ser restringida", ha añadido, tomando datos de un reciente estudio de Firefox, que desvela que cuatro de cada cinco internautas españoles están preocupados por el hecho de que las empresas de internet sepan demasiado de ellos.

Por su parte, la patronal de publicidad, marketing y comunicación en medios digitales IAB ha destacado la necesidad de garantizar el derecho a la protección de datos de los ciudadanos de forma equilibrada, sin limitar las posibilidades de innovación que ofrece el entorno digital.

Según su responsable jurídica y de relaciones institucionales, Paula Ortiz, los textos normativos "deben dar margen de actuación" a las empresas para seguir innovando, porque son ellas las que sustentan la economía digital, una prioridad precisamente para la Unión Europea (UE).EFE