Ceuta, 11 ene (EFE).- La obra "Un despertar", del escritor hindú Amar Agarwala, estrenada anoche en el Teatro del Revellín de Ceuta, comunica las muertes de Federico García Lorca y Mahatma Gandhi, dos de los asesinatos más trágicos de su tiempo.

¿Hubo algo más en sus pérdidas que nunca nos habíamos parado a pensar?. De esta pregunta nace este ficticio encuentro entre Federico García Lorca, al que da vida el actor Javier Oliva, y Mahatma Gandhi (Manuel Oliva), que, a modo de conversación amistosa, introduce al espectador en los entresijos más escabrosos e instintivos de la condición humana.

En "Un despertar", Agarwala valora que García Lorca y Gandhi no se encontraran nunca en la historia pese a ser personajes que vivieron en la misma época, por lo que la obra narra esa reunión y sus visiones sobre cómo se podría hacer del mundo un lugar mejor para la convivencia.

"Un despertar" crea un universo que viaja entre la realidad del momento que vive el espectador y el sueño escénico que contemplará.

"Soñamos un encuentro extraordinario a orillas del Mediterráneo, convirtiendo a Ceuta en un espacio atemporal, testigo de una comunión de ideas", explica el director de la obra, el veterano Ángel Baena, ganador del Premio Nacional de Teatro Clásico de 1983. EFE