Barcelona, 12 dic (EFECOM).- El primer AVE Talgo fabricado para Arabia Saudí, conocido como el "AVE de los peregrinos", ha salido hoy desde Barcelona en un buque especial con destino a Jeddah (Arabia Saudí), donde empezará las pruebas hasta la inauguración del tren de alta velocidad La Meca-Medina en diciembre de 2016.

Los trenes cubrirán el servicio entre las ciudades de La Meca y Medina y transportarán a unos 20.000 peregrinos al día, circulando a una velocidad punta de 300 kilómetros por hora.

El tren embarcado hoy está compuesto por 13 vagones, fabricados en la factoría de Talgo en Las Matas (Madrid), y dos cabezas tractoras, que se han construido en la planta de Rivabellosa (Álava), y han viajado en camiones especiales que han ido llegando al Puerto de Barcelona desde hace un par de días.

El director de fabricación de Talgo, Roberto Martínez, ha explicado a la prensa las especificidades del tren, el Talgo 350, conocido como "Pato", al que ha habido que hacer unas 30 modificaciones para adaptar todos sus sistemas a la circulación por el desierto.

Así se han reforzado los sistemas de sellado para impedir la entrada de arena y calor exterior, los equipos de aire acondicionado son mucho mas potentes que los de España y los equipos electrónicos se han adaptado para funcionar a 55 grados centígrados.

Además, el tren dispone de dos grupos electrógenos, que se encargarán de hipotéticas situaciones de emergencia que se puedan dar si hubiera un corte de fluido eléctrico en la línea.

Un grupo consorcio español, en el que participa Talgo junto a otras empresas españolas y alguna saudí, se adjudicó el proyecto de construcción de la línea de alta velocidad La Meca-Medina con un presupuesto de 6.736 millones de euros en el año 2011.

Los trenes que llegarán a Arabia Saudí procedentes de España son un total de 36 Talgo, 35 comerciales y uno especial, el llamado "tren VIP", un convoy de lujo en el interior destinado a la familia real saudí o a autoridades, con grandes salas, una zona de recepción, una gran cocina, salones y restaurantes, "un tren de lujo", en el que pueden viajar unas 50 o 60 personas, frente a los trenes comerciales con 417 plazas.

Hoy se ha embarcado el primer tren, el segundo viajará desde Barcelona entre mayo y junio, estos dos trenes son los llamados prototipos y con ellos se probarán todos los sistemas de circulación en el desierto, ya que quieren comprobar lo antes posible que "todas las modificaciones que se han hecho funcionen en el desierto", ha explicado Roberto Martínez, quien ha añadido que no esperan grandes complicaciones.

"La idea es tener un tren en el desierto haciendo las pruebas, tener un segundo tren en las instalaciones de Talgo y, si hay que hacer mejoras, se harán en el tren que está en España y se enviarán a Arabia Saudí para instalarlas en el tren de allí", ha añadido Martínez.

Las pruebas de homologación pueden durar unos cinco meses y la puesta en marcha del servicio está prevista para diciembre de 2016, el resto de trenes se embarcarán a un ritmo de dos cada tres meses a partir de septiembre u octubre.

Construido en aluminio, este tren, que tiene clase preferente y turista, es el más ligero en su tipología, lo que favorece un menor consumo energético, en su interior está provisto de butacas de diseño ergonómico y está pintado con rayas verdes en el exterior.

En el proyecto se han invertido alrededor de 500.000 horas de ingeniería y han participado entre 400 y 500 empresas, que ha empleado dentro de Talgo a más de mil trabajadores y ha generado empleo indirecto para otros 10.000 o 15.000, principalmente en España.

Para Martínez, un contrato de estas características "es muy importante para toda España, para las empresas que participan en el consorcio y para Talgo" porque es un "proyecto emblemático a nivel mundial" y "tiene que salir bien" porque todo el mundo estará mirando.

En Talgo esperan que este proyecto les aporte carga de trabajo hasta mediados de 2016 y creen que para todas las empresas que trabajan en el consorcio supondrá una "buena carta de presentación" para optar a nuevos contratos en la zona. EFECOM

ao/rq/son